Spotlight

¿Cómo desintoxicar nuestras emociones y alcanzar la paz interior?

Existen varios estudios que revelan la relación entre las emociones y las dolencias físicas. Por eso, resulta importante hacer una desintoxicación de lo que ha generado en nuestras vidas la manera como vemos los sucesos que hemos enfrentado en ella. Esto nos permitirá tener y conservar un equilibrio interior, vivir en armonía y expresarlo hacia nuestro entorno. El resultado probable será salud y bienestar.

Justamente, esta teoría es la que maneja la pareja de coaches María Camila Urzola y Juan Manuel Younes, quienes han creado Yourz-Creciendo juntos, un emprendimiento que busca aplicar diferentes métodos para empoderar a personas, comunidades o empresas para alcanzar su máximo potencial, equilibrar las emociones y vivir en armonía y tranquilidad.

Conversamos con esta pareja de expertos sobre la desintoxicación emocional, el manejo de nuestros sentimientos y sus expresiones.

¿Qué significa la frase de “el cuerpo expresa lo que no se puede decir con palabras”?

Esta frase la podemos abordar desde dos visiones.

La primera podemos asociarla a la comunicación. Se dice que el lenguaje verbal expresa tan solo el 7% de un mensaje, el 33% es expresado por el lenguaje paraverbal, que está relacionado con la entonación (-no es lo que me dijo, es cómo me lo dijo-) y el restante 55% lo expresa el lenguaje corporal; es decir, los movimientos, la corporalidad, las microexpresiones. Teniendo en cuenta la frase del enunciado podríamos decir que el cuerpo expresa lo que no podemos con las palabras y también nos muestra coherencia entre lo que decimos con palabras y lo que dice nuestro cuerpo.

La segunda visión tiene que ver con que todo aquello importante que no podemos expresar o decir, puede que el cuerpo lo haga en forma de dolor o enfermedad. Sería entonces el mensaje que utiliza la naturaleza para expresarnos que hay cosas que no están bien y debemos trabajar en ellas. Si prestamos atención a nuestro cuerpo, aprenderemos a interpretar esos mensajes.

yourz2

Juan Manuel Younes y María Camila Urzola crearon Yourz, una empresa de coaching para destacar el potencial de individuos, empresas y comunidades. Foto: Leo Queen

¿Cuál es la importancia de perdonar a lo largo de la vida?

La importancia de perdonar radica en limpiar todos los sentimientos negativos que te causa dicha emoción, te ayuda a liberarte de la rabia, el odio, la amargura y sentirte en paz para que no guardes sentimientos que te dañen tu corazón. Perdonar no se trata de olvidar, se trata de recordar esa persona o esa situación sin dolor, en neutralidad. Perdonar, se trata de eliminar de tu corazón lo que te hace daño, que son los sentimientos y las emociones negativas, y continuar con tu vida sin que sea esa persona o situación la que siempre esté presente y te limite avanzar.

Perdonar no es fácil, es un camino que se cruza lentamente y de manera gradual dependiendo de cada persona, por ello no lo hagas por el bien de otros, hazlo porque es lo mejor para ti, decide no cargar emociones tóxicas que destrocen tu tranquilidad, tus sueños y a la vez tu convicción.

¿Cuál es la importancia de perdonarse?

Hay muchos maestros espirituales que expresan que lo importante en la vida es perdonarse a uno mismo, perdonarse por haber dado poder a otros, perdonarse por haber permitido que otros fueran nuestra felicidad, perdonarse por haber permitido que otros fueran nuestra tristeza, perdonarse por haber permitido que el otro nos maltratara etc. Hoy podemos decir que lo primero que debemos hacer es perdonarnos a nosotros mismos para luego perdonar a otros y poder sanar las diferentes situaciones vividas. Si no logramos hacer consciencia de que lo primero que debemos hacer es perdonarnos, va a ser muy difícil que encontremos paz con los otros.

El perdonarse a sí mismo es simplemente dejar ir lo que tenemos en contra nuestra para poder seguir adelante en la vida, teniendo en cuenta que debemos darnos la oportunidad de ser lo que somos; de aceptar que convivimos con miedos, inseguridades y emociones que modifican nuestros caminos. De entender que es parte de la vida fallar, pues equivocarse está permitido. Aprender de la experiencia interior vivida es el ejercicio a realizar, para que nuestra consciencia conviva con esas sensaciones y sepamos gestionarlas correctamente.

Debemos recordar que la vida está llena de decisiones y cada decisión que tomamos nos llevará en una dirección positiva o negativa. El perdonarse a sí mismo no nos absuelve, no justifica lo que hayamos hecho, y no es una señal de debilidad. Perdonar es una decisión que requiere coraje y fortaleza, y nos da la oportunidad de convertirnos en un vencedor, en lugar de permanecer víctima de nuestro propio desprecio.

¿Cuáles son las emociones más tóxicas y qué tipo de enfermedades generan?

Toda emoción no gestionada de la manera adecuada puede resultar peligrosa para la salud y puede generar enfermedades. Para que se genere una enfermedad se deben cumplir 4 criterios.

1. Un evento inesperado
2. Que sea dramático
3. Vivido en aislamiento
4. Que no haya solución

Bajo estos parámetros, podemos decir que el evento inesperado puede producir una carga emocional muy fuerte, es decir dramático, que decidimos callar o no hablar sobre ello con otros, es decir vivirlo en aislamiento, y adicionalmente no encontramos una solución en el tiempo. Por ejemplo salgo con mi perro y se me suelta de la cadena, lo cual hace que un carro lo atropelle (Evento que no esperaba), como el perro es como un hijo o un integrante de la familia, resulta dramático para mí, con una carga emocional muy fuerte. Cuando las personas me preguntan por la muerte de mi perro, yo decido decir todo está bien, es decir me aislo de lo que realmente siento y adicionalmente no veo una solución ya que nadie me lo va a devolver en vida, y que me regalen un nuevo perro quizá no sea una solución para, mí ya que yo quería el otro.

Si se cumplen todos estos criterios llega la enfermedad, si uno solo no se cumple, no nos enfermamos. Entonces enfermarnos no solo depende de las emociones vividas. Lo único que controlamos en estos 4 criterios, es no vivir en aislamiento y esto lo podemos hacer por medio de escribir lo que sentimos y necesitamos, dibujar cómo nos sentimos, irnos a un lugar con poca gente y gritar lo que necesitamos; o simplemente, buscar una persona neutral y hablar sobre el tema que nos está produciendo las emociones.

Si se cumplen estos cuatro criterios, nuestro sistema de creencias es el que va a hacer que nos enfermemos de diferentes maneras. Si en el momento en que ocurre el accidente del perro yo interpreto:

1. No puedo asimilar esta muerte, el órgano afectado será el intestino delgado.
2. No puedo aceptar o digerir que hayan matado mi perro, el órgano afectado sería el estomago.
3. Sin ese perro no puedo vivir: el órgano afectado serían los pulmones.
4. Ya no tengo quién me lama la mano, quién me consienta, el órgano afectado sería la piel.
5. Lo perdí de vista, el órgano afectado sería los ojos.
6. No sirvo ni para cuidar un perro, el órgano afectado sería los huesos.
7. No tuve ni fuerza para detenerlo, el órgano afectado sería los músculos

La enfermedad va a producirse de acuerdo a cómo se interprete la situación y las interpretaciones dependen de nuestro sistema de creencias.

Si hacemos consciencia, dependiendo de lo que se interprete, el órgano afectado cumple con la función de la interpretación. Desagradable con colon, asimilación con intestino delgado, digerir con estómago, perder contacto con piel etc.

¿Qué tipo de emociones positivas se deben cultivar y qué generan sobre el cuerpo?

Hoy día decimos que las emociones no son buenas ni malas, simplemente son. Debemos saber gestionarlas para no tener conflictos con ellas.

Cada emoción cumple un papel importante en la evolución de los individuos. Por ejemplo, hablemos de las 6 emociones básicas:

Rabia: Me lleva a la acción, al empoderamiento. Desde la rabia voy para adelante y si me caigo me vuelvo a levantar. La rabia produce testosterona, la hormona asociada al poder del ser humano.

Tristeza: Me lleva a la reflexión, a preguntarme qué estoy haciendo bien y qué estoy haciendo mal. Es decir, es la emoción que me permite realizar cambios en la vida. Cauando estoy feliz no me pregunto qué hice para estar así, pero cuando estoy triste me aislo y me hago preguntas que pueden transformar mi vida.

Miedo: Me lleva a protegerme. Es la emoción que me permite sobrevivir, me permite salir corriendo y salvaguardarme o simplemente me paraliza como mecanismo de protección.

Ternura: Me lleva a cuidar al otro, en especial al recién nacido. Es decir, es la emoción que me permite cuidar la especie y ser compasivo.

Erotismo: Me lleva a procrear. Al igual que la ternura, son emociones para que la especie perdure.

Alegría: Me lleva a compartir y a socializar.

Lo peligroso de las emociones es la duración en el tiempo. Por ejemplo, una emoción de tristeza que perdura en el tiempo nos lleva a un estado de depresión. Si el erotismo perdura en el tiempo nos puede llevar a la ninfomanía. La ternura prolongada en el tiempo nos puede llevar a un estado de apego. La alegría prolongada en el tiempo puede llevarnos a la manía o histeria.

Lo mejor es aprender a vivir una vida desde la neutralidad emocional, pero para ello necesitamos saber gestionar las emociones y esto lo podemos lograr con el Mindfulness.

Podemos entonces decir que el estado de paz interior es el ideal para no enfermar. La paz interior produce o regula las siguientes hormonas o neurotramisores que son benéficos para el cuerpo.

Endorfinas: Neurotrasmisor asociado a la felicidad y al control del dolor. Cuando estamos en paz interior, los niveles de endorfinas suben haciendo que nos sintamos felices y saludables.

Melatonina: La hormona del sueño y el descanso. Cuando estamos en paz interior, los niveles de Melatonina suben haciendo que podamos dormir y regenerar nuestro cuerpo.

Serotonina: Neurotrasmisor asociado a la depresión. Bajos niveles producen depresión. Los procesos de paz interior suben ligeramente la producción de este neurotrasmisor para tener en bienestar y salir de estados depresivos.

Cortisol: La hormona del estrés. En procesos de paz interior ocurre una disminución del cortisol haciendo que podamos salir del estrés.

¿Se pueden hacer actividades diarias que ayuden a liberar malas emociones?

Realiza practicas de Mindfulness:

La respiración es una base estable y sólida en la que podemos tomar refugio, sean cual sean nuestros pensamientos, sensaciones, emociones y percepciones, nuestra respiración siempre nos acompaña como un amigo fiel. Es por esto que te recomendamos que sientas tu respiración tal cual es, haciendo consciencia del flujo de aire que entra y sale por tu nariz -pude ser larga o corta, profunda o superficial-. Gracias a nuestra atención se hará más lenta y más profunda de forma natural y esto hará que no te sientas angustiado, estresado, triste o malgeniado ya que la respiración consciente es la clave para unir cuerpo y mente y generas energía especial en cada paso de tu gran día.

Escribe
Toma una hoja en blanco y empieza a escribir cómo te sientes. Puedes escribir insultos, malas palabras, lo que quieras. Se trata de que te expreses para limpiar tu campo emocional, así que no dejes nada dentro de ti.

Luego quema o rompe el papel. Con esto realizamos un acto simbólico para transformar esas emociones.

Baila
Pon música que te inspire a moverte y bailar. Permite que el ritmo de la música y el movimiento del cuerpo liberen la negatividad, la tensión y el estrés. Baila donde te sientas cómodo, ya sea en privado o con alguien más. Bailar ayuda al cuerpo a sacudir la negatividad.

Estírate
Realiza estiramientos sencillos de acuerdo con tu capacidad y bienestar. Empieza respirando con el diafragma (vientre) algunas veces. Levanta las manos por encima de la cabeza y estírate desde la cabeza hasta los pies. Puedes hacer este estiramiento sentado, parado o incluso acostado.

Haz ejercicio
La actividad física ayuda a disipar la energía emocional y a liberarla de manera sana, además favorece la liberación de endorfinas. Cuando haces ejercicio, respiras más profundo, oxigenando tu cuerpo; las personas con dolor físico o emocional tienden a respirar superficialmente. Tu cuerpo se vuelve ácido cuando no tiene suficiente oxígeno, lo cual reduce la capacidad de lidiar con el estrés.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien