Lo más

Héctor Corredor, más allá de los autos

Hace aproximadamente 14 meses, Héctor Corredor asumió uno de los retos más importantes de su vida profesional: la dirección general de Mercedes-Benz Cars Colombia. A pesar de que la marca lleva más de 65 años en Colombia, hasta ese momento era una unidad de negocio de Daimler, el distribuidor global que aparte de estos carros, comercializa camiones, vans y varios tipos de vehículos.

La decisión lo encontró a él en la vicepresidencia comercial de esa compañía: “Veníamos viendo un crecimiento muy importante en las ventas de Mercedes-Benz en el país. Pasamos de vender 800 carros en 2011 a 4.200 en 2015, así que la organización vio que había potencial, y decidió apostarle al 100% una estrategia llamada ‘Costumer Dedication’, creando direcciones generales para las diferentes unidades de negocios, y así desarrollar organizaciones especializadas en lo que cada una debe saber: entender lo que buscan los clientes de cada segmento”, explica Héctor.

Este administrador empezó su vida laboral en el sector de las telecomunicaciones, y en 2006 hizo el cambio al automotriz. Ahí se siente como un pez en el agua, porque al ser una persona inquieta, y algunos dirían acelerada, encontró en esta industria una forma de canalizar esa energía: “Cada día hay sorpresas, nunca hay uno igual. Lo que funcionó ayer puede no servir hoy. Me encanta tener que pensar siempre en cosas diferentes, o pensarlas de formas variadas”.

Héctor Corredor

Durante este año largo al frente de Mercedes-Benz, Héctor se ha dedicado al proceso de transición que implica dejar de ser una unidad de negocio para convertirse en una organización independiente, trayendo el conocimiento de Mercedes a Colombia pero cuidando mucho al recurso humano nacional, que son quienes entienden las necesidades y expectativas del público nacional.

Él lo define como un cambio cultural importante, no solo en Mercedes-Benz, sino en Daimler en general: “La marca lleva 135 años reinventándose, tanto en los carros y su tecnología, como en su interior. Gracias a eso nos hemos consolidado en las nuevas generaciones, en parte porque tenemos vehículos pensados para ellos, pero también porque trabajamos por entenderlos. Por eso contamos con programas de liderazgo en la compañía donde preparamos a gente joven, responsable y empoderada, para que en un futuro sean capaces de liderar la empresa”, explica Héctor.

Toda esa nueva filosofía la define el director en una frase: “Ya no estamos hablando solo de autos; el auto es el producto, pero quienes están detrás de las marcas al final del día son las personas, y todos deben estar alineados en términos de dedicación al consumidor”. Y ese nuevo entendimiento lo lleva a hablar, nuevamente, más allá de los autos. Para Mercedes-Benz, el futuro está en las soluciones de transporte, algo en lo que la marca lleva ya un tiempo trabajando. “Estamos enfocados en entender las necesidades del cliente futuro y cómo solucionarlas. No se trata de hablar de carros eléctricos o híbridos, esa tecnología ya la tenemos. Se trata de cómo vamos a aprovechar esas tecnologías para enfrentar las necesidades de nuestros usuarios como una solución de transporte que involucra un carro”, afirma el directivo.

Héctor afirma que lo que más le gusta de los vehículos es que cada uno, sin importar la marca, tiene un ADN. “Es como ver una persona”, comenta. Y en el caso de Mercedes-Benz, destaca que el ADN de la marca siempre ha sido el mismo: “Uno ve un Mercedes y su esencia siempre está ahí, no se puede confundir. Y eso es lo que nos hace únicos”, concluye.

GLC 220D

Equipada con todos los adelantos de tecnología de Mercedes-Benz, esta SUV cuenta con el controlador Dynamic Select en su consola central, que permite seleccionar entre cinco programas de conducción, dependiendo del lugar que se vaya a recorrer. Su caja automática de nueve velocidades permite cambios rápidos de relación y transiciones suaves, además de brindar la posibilidad de mando secuencial.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario