Cine

Tres razones para unirse a una obsesión llamada Black Mirror

La serie que pone incómodo a más de un fiel defensor de la tecnología estrenó su cuarta termporada. La aclamada Black Mirror, que antes pertenecía a Endemol y era transmitida por Channel 4 en Reino Unido hasta su segunda temporada cuando fue adquirida por Netflix, se ha convertido en un producto de culto para los aficionados a las series que además de tramas cautivadoras, tienen tintes proféticos.

¿Es Black Mirror un reflejo del mundo? Esa es la pregunta que el genio creador de la serie Charlie Brooker, invita a hacerse. A través de sus capítulos , cada uno independiente del otro, Brooker da una mirada al mundo, y a nuestras propias neurosis y por medio de historias que se desarrollan alrededor de una necesidad humana a la que la tecnología parece suplir de maravilla, nos muestra el lado más oscuro de los seres humanos.

El pasado 29 de diciembre se estrenó la cuarta temporada de esta producción, con seis capítulos que prometen continuar con el nivel de las anteriores, y si aún no está convencido, le contamos tres razones para no perderse de este fenómeno de la televisión:

1. Las historias:

En una era tan oscura en que la vida de las Kardashian es noticia de primera plana, Black Mirror cuestiona la idea de los medios y el tipo de entretenimiento que consumimos.  La serie toma los fenómenos de hoy y los pone bajo la lupa, a veces con un tono irreverente, otras veces con humor negro, pero siempre increiblemente cercano a nuestra realidad. Y lo más inquietante, la frecuencia con la que el programa de Brooker se ha convertido en un pronóstico para eventos reales.

Nosedive, primer capítulo de la tercera temporada, protagonizado por Bryce Dallas Howard

2. El talento atrás y delante de la cámara:

Las temporadas anteriores del programa contaron con estrellas como Jon Hamm (Mad Men), Mackenzie Davis (Blade Runner), Wyatt Russell (Todos quieren a alguien), Bryce Dallas Howard (Jurassic World), Daniel Kaluuya (Get Out) y Alice Eve (Star Trek: Into the Darkness). En la cuarta temporada rostros conocidos como Rosemarie Dewitt (Poltergeist) y Jimmi Simpson (House of cards) hacen presencia.

La serie también tiene algunos directores importantes a bordo: Dan Trachtenberg (10 Cloverfield Lane), James Watkins (La mujer de negro), y para la cuarta temporada la veterana actriz Jodie Foster dirige uno de los episodios, también participan David Slade (Hannibal), Tim Van Patten (Juego de tronos) y John Hillcoat (The Road).


Arkangel, segundo capítulo de la cuarta temporada, dirigido por Jodie Foster

3. Reconocimientos:

Aclamada por la crítica, y aunque solo tiene 19 episodios en total, Black Mirror ya cuenta con 4 reconocimientos. El primero llegó en el 2015, año en el recibió un premio Peabody cuando aún era transmitida por Channel 4 en Reino Unido.

El 2017 fue el año de los grandes reconocimientos. Primero ganó el premio GLAAD a Mejor Episodio Individual en una Serie por ‘San Junipero’ (tercera temporada) por la forma en que representó la relación entre Yorkie (Mackenzie Davis) y Kelly (Gugu Mbatha-Raw). Hasta el momento, este es el único episodio de Black Mirror centrado en la comunidad LGTB, por lo que este galardón supone un enorme éxito para la serie de Netflix. Este mismo episodio le valió un premio Emmy a la Mejor Película de Televisión o Miniserie, y un premio BAFTA a mejor maquillaje.

San Junipero, cuarto capítulo de la tercera temporada, el ganador de todos los reconocimientos en el 2017.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario