Cine

Jorge Ospina, Colombia se toma Hollywood

El talento nacional parece no tener límites. Una nueva generación de creativos se ha encargado de llevar el nombre del país como una estrella que brilla cada vez con más fuerza por el mundo. Jorge Ospina es uno de ellos.

Graduado de Comunicación Audiovisual de la Universidad de la Sabana y apasionado por el cine y la producción de video, el colombiano partió a Estados Unidos tan pronto recibió su diploma de pregrado para cursar una maestría en la escuela New York Film Academy. Vivió dos años en Nueva York y uno en Los Ángeles, mientras adelantaba sus estudios y cuando llegó el momento de graduarse, ya tenía tantos proyectos en el tintero que decidió crear, junto a su colega colombiana Silvana Barahona, la productora DNX Films.

Con esta empresa, los colombianos realizan proyectos cinematográficos de altísima calidad a través de producciones de bajo costo. Ya tiene dos sedes, una en Nueva York y otra en Los Ángeles, y Jorge confiesa que junto a su equipo “hacemos comerciales por todo el mundo. Vendemos comerciales de televisión de calidad de Hollywood y nuestro plus es que les podemos ofrecer lugares exóticos a las empresas. Por ejemplo, podemos ir a la selva colombiana, a los desiertos de México, y eso le gusta mucho a la gente en Estados Unidos”.

¿Pero cómo puede un colombiano triunfar en un mercado audiovisual tan competido como el de Los Ángeles? Para Jorge ha sido fácil encontrar una ventaja diferencial con su productora: “Nosotros tenemos la posibilidad de hacer comerciales con directores asociados en Dubái, en China, en muchos países del mundo, entonces contamos con una ventaja tanto en locaciones como en costos. Por haber nacido en Colombia, uno aprende a hacer las cosas con más ganas y trata de buscar una forma creativa de llevarlas a cabo, que no implique un costo muy alto, porque allá las producciones que hay para comerciales, para películas, son gigantescas, mientras que nosotros las realizamos a un bajo costo y con la misma calidad cinematográfica”.

El joven colombiano creó la productora DNX Films, que tiene sede en Nueva York y Los Ángeles

Aunque Jorge le apuesta a la excelencia con cada proyecto que emprende, también confiesa que la realización de comerciales es un medio para un gran fin: hacer cine. Esa ha sido siempre su pasión y es consciente de que su productora necesita generar ingresos para poder desarrollar proyectos cinematográficos como los que él sueña.

El primero de ellos es Videl, un cortometraje que, a la fecha, ha sido nominado a más de 20 galardones y ha recibido ocho premios internacionales, como el premio a mejor cortometraje de los NYC Indie Film Awards y el Platinum Award a Mejor drama en los LA Shorts Awards.

Esta obra audiovisual narra la historia de Arthur, el protagonista, quien pierde al amor de su vida luego de que ella se suicida. El joven decide bajar al infierno para salvarla del diablo, con quien se enfrenta en una lucha de astucia y manipulación. “Es una historia que yo quería contar porque trata sobre el amor y el desamor, que son temas universales”, cuenta Jorge. “El amor y el desamor lo sienten en Asia, en Europa, en América, en todos lados. Entonces quería universalizar esta historia, pero enmarcándola en algo fantástico, y decidimos agregarle el elemento del infierno. Tiene mucho de mitología griega, que me gusta mucho, pero también mucho de ese realismo mágico que nosotros les podemos imprimir a las películas y creo que eso es lo que la ha hecho tan exitosa”.
Los críticos y expertos de cine han destacado la forma de representación del infierno en el corto, que se aleja de la escenificación tradicional y tiende a ser más minimalista y creativa. Jorge destaca el nivel de la producción que lo acompañó en el proceso, pues contó con un equipo multicultural, compuesto por profesionales de Colombia, Arabia Saudita, Japón, Rusia, Estados Unidos, Chile y México.

Luego de este éxito, el director ya se encuentra trabajando en su primer largometraje, que desarrollará junto a profesores y exalumnos de la Universidad de la Sabana. Afirma que han logrado reunir un grupo muy talentoso y con un enorme potencial. Juntos escribieron el guion y en este momento están reuniéndose con productores con el fin de buscar inversionistas. “Quiero que la película sea norteamericana hecha por colombianos, porque creo que el cine nacional que se hace para vender en Colombia se queda en un mercado pequeño, pero cuando es una película norteamericana, con este realismo mágico que le impregnamos nosotros, se puede vender en todo el mundo”, dice Jorge.

También cuenta que tiene proyectado abrir una nueva sede de su productora en Colombia, pues está convencido de que para el país es muy positivo recibir la influencia de realizadores que hayan tenido la experiencia de trabajar en Hollywood y que puedan seguir ayudándole al cine colombiano a continuar creciendo y tecnificándose.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien