Personajes

Alexander Torrenegra, el ADN del emprendedor

Hace 25 años Alexander Torrenegra montó su primer emprendimiento, cuando dicho término todavía no se utilizaba masivamente, como hoy. Tenía 14 años, y quería comprar un computador para tener acceso a la tecnología. Como su familia no se lo podía brindar, buscó la manera de obtener los recursos, llegando incluso a pedir un préstamo en un banco, entidad que por obvias razones lo negó. Pero Alexander siguió buscando la manera de comprar su computador y, de paso, empezó a definir algo que hoy repite como si fuera un mantra: “El emprendimiento es una herramienta, no un objetivo”.

Cuando finalmente pudo comprar el computador, gracias a que la gerente del banco le dio la plata de su bolsillo, montó un negocio de pasar trabajos escritos y, desde entonces, cada peso que ha ganado lo ha invertido en nuevos proyectos. Se propuso, además, soñar siempre en cosas más grandes, y ahora, que dirige

Voice 123, uno de los bancos de voces en off más importantes del mundo, sigue con ese ideal. Además de Voice123, Alexander tiene otros 10 emprendimientos, algunos muy exitosos, y ha invertido en más de 30 negocios, casi todos en tecnología. Gracias a esto ha sido reconocido por varias publicaciones y entidades, como la revista Forbes, la organización Endeavor, ONG dedicada a buscar y seleccionar emprendimientos de alto impacto en todo el mundo; el Foro Económico Mundial y la publicación MIT Technology Review.

Todos estos pergaminos, además de su exitosa carrera, llamaron la atención de los productores de la versión colombiana del reconocido programa Shark Tank, donde emprendedores del común presentan sus ideas ante un panel de inversionistas, conocidos como los ‘sharks’. Alexander será uno de ellos. “Yo creo que el emprendedor no nace, se hace, y se hace desde muy joven”, explica el empresario. “Y considero que existen dos tipos de emprendedor. Está el que lo hace por negocio, buscando generar ingresos, y está el que quiere inventar cosas, el que le gusta estar innovando. Ellos están siempre motivados pensando cómo las cosas pueden ser mejor. Para mí eso es emprendimiento, es el que permite crear innovaciones y lograr que lleguen a muchas más personas”.

Alexander fue invitado a ‘Shark Tank Colombia’ por su experiencia en emprendimientos tecnológicos

La historia de Alexander, además, sirve de inspiración para todos estos emprendedores, pues él nunca se imaginó llegar a donde se encuentra actualmente. “Yo solo quería una computadora para jugar”, recuerda. “Luego, a los 19 años, fundé Voice123 como un sueño, y en tres años logramos que fuera el laboratorio de voces más grande del mundo. Hemos trabajado incluso con Pixar y con otra gran cantidad de estudios y empresas. He tenido la suerte, y la persistencia, de conseguir los objetivos que me he propuesto, o abandonar a tiempo los que no funcionaban, para centrarme en unos nuevos”.

Entonces, siempre tiene nuevas ideas y proyectos en continuo desarrollo. Actualmente, trabaja para inventar una forma en la que la gente pueda encontrar mejores trabajos. Y ha decidido apostarle también a temas de carácter social, por eso está pensando en reinventar la manera de presentar leyes. “En esto del emprendimiento, cuanto más duro el toro, mejor la corrida”, afirma.

En la piel del tiburón
Alexander habla de su experiencia en Shark Tank con admiración por quienes se presentaron. Afirma que lo sorprendió la pasión, las ganas de cambiar las cosas, el coraje y las buenas ideas que llevaron los participantes, aunque recuerda que también hubo unas terribles. Asegura que vio un altísimo nivel de sofisticación en muchas de las propuestas, y se lleva como enseñanzas que hay que creer en uno mismo y persistir, sin importar el método.

Está convencido de que fue una experiencia de la que aprendió mucho: “Me gustó ver cómo otros emprenden, cómo venden sus ideas, la recursividad de la gente. Daban ganas de ponerse en sus zapatos”, comenta.

También le sirvió para replantearse algunos mitos que, asegura, tenemos los colombianos y que ya no son así, al igual que hay cosas que no creemos que tenemos. “Nos han vendido la idea de que el colombiano es el único que rebusca y no es así, hay rebusque en todo el mundo. Por eso los culebreros están mandados a recoger. Y vi que nos falta más visión global, no limitarnos a Colombia, hay que pensar con un espectro más amplio”.

Junto a él participan otros cuatro potenciales inversionistas: Frank Kanayet, representante de la agencia de Maserati en Colombia; Juliana Barreto, importante ejecutiva de la industria de alimentos; Ricardo Leyva Gutiérrez, especialista en mercadeo experiencial, y Mauricio Hoyos, reconocido en 2013 como uno de los innovadores menores de 35 años con mayor proyección en Latinoamérica por la MIT Technology Review.

El panel de inversionistas del programa en pleno: Mauricio Hoyos, Alexander Torrenegra, Frank Kanayet, Juliana Barreto y Ricardo Leyva Gutiérrez

Mientras llega el estreno de Shark Tank Colombia: Negociando con tiburones, que se verá en el canal Sony, Alexander sigue pensando en nuevos proyectos, pues a pesar de lo que digan otros, él no se considera aún un emprendedor exitoso: “Creo que he sido relativamente exitoso, y me falta mucho frente a otros grandes. Lo que sí tengo claro es que he progresado gracias al trabajo, a la habilidad y a que tuve la suerte de toparme con personas más inteligentes que yo, que me fueron llevando junto con ellos. Además, pude cumplir mi sueño relativamente rápido, y así empezar con un nuevo sueño”, concluye.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien