Lo más

Cita con lo mejor del polo

El próximo 10 de febrero, Bogotá vivirá una jornada inolvidable con el llamado “deporte de reyes”.

Pocos deportes tienen la distinción que tiene el polo. La combinación de caballo y jinete, con los largos y estilizados tacos, le dan una sofisticación a los movimientos que pocas actividades deportivas pueden lograr. Quizás por eso es el favorito histórico de muchos monarcas, y tal vez de ahí salga su apodo de “deporte de reyes”.

En Colombia hay una afición pequeña, pero fiel. Es una afición que sabe a la perfección que se trata de un deporte en el que dos equipos, compuestos de cuatro jinetes cada uno, intentan llevar una pequeña pelota de madera, ocasionalmente de plástico, hacia la portería rival. Para lograrlo, utilizan un taco hecho de bambú.

Su campo es, sin duda, otro de los atractivos, pues se trata de espacios de pasto de 270 por 150 metros, a través de los cuales los jinetes hacen correr a los caballos corren buscando anotar. Cada vez que hay un gol se cambia de portería, para que haya igualdad de condiciones. Los partidas se dividen en seis tiempos, llamados chukkers, y suelen tener una duración de dos horas en total. En cada chukker se cambia de caballo. Dos jueces, por lo general, se encargan de pitar las faltas y marcar los penalties.

Aunque en apariencia el jinete solo le va pegando a la pelota, en realidad existen varios tipos de golpes y swings, como se les conoce, cada uno con diferentes niveles de dificultad: golpe hacia adelante, revés, near side, back abierto y back cola, entre otros.

Como en el golf, los jugadores se organizan según su nivel por medio de un hándicap. 10 es el hándicap más alto, y -1 el más bajo. La idea es que el hándicap de los miembros de cada equipo sume un número determinado por la organización de cada torneo o partido.

Actualmente el polo es jugado en más de 70 países del mundo, aunque en poco menos de 20 es realmente competitivo. Argentina es uno de ellos, y por eso : Adolfo Cambiasso, considerado el mejor jugador en este momento, es de esa nacionalidad, con un hándicap de 10. A él lo sigue Facundo Pieres, que tiene el mismo hándicap. Los dos juegan en Buenos Aires, considerado por los conocedores como la “catedral” del polo.

En Colombia, el mejor jugador de polo hoy es Felipe Márquez, con un hándicap de 8. Fruto de su afición hacia este deporte, y de su deseo de ampliar su público, hace unos años fundó la empresa Bocheritos, que ofrece todos los servicios alrededor de este deporte, entre ellos una de las mejores escuelas de polo de Bogotá.

Buscando masificar un poco este deporte, la capital de país será sede, próximamente, de un partido irrepetible, donde lo mejor del polo mundial y del país se enfrentará en un espectáculo sin duda inolvidable.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien