Personajes

Andrea Serna, reina de las pantallas

Video y edición: @goteam.media

Una mujer integral. Tal vez es esa la frase que mejor define a Andrea Serna, una de las personalidades más queridas y respetadas del país. Desde sus inicios en la televisión en los años 90, la presentadora, nacida en Caldas y criada en el Valle del Cauca, ha demostrado que reúne dentro de sus cualidades, además de una evidente belleza, inteligencia, talento, elegancia y gracia. Dones que, además, parecen aumentar en ella a medida que pasan los años, y hoy su imagen está más vigente que nunca.

A mediados del año pasado, Andrea sorprendió a sus cientos de seguidores al anunciar su despedida del Canal RCN, lugar donde trabajó por 18 años y cosechó un sinfín de éxitos, al ser la conductora de grandes producciones como el Factor X, XS y XF, Protagonistas de nuestra tele y Se busca intérprete. En 2017, como les sucede a muchas otras personas, Andrea vivió el final de una etapa gratificante en su vida, y comenzó con valentía una nueva.

Durante los últimos seis o siete meses, y con más tiempo entre sus manos, la carismática presentadora fortaleció una faceta que venía forjando de tiempo atrás. Su pasión y conocimiento por la moda se transformó en exitosos proyectos y, en alianza con dos importantes marcas, participó en el proceso creativo y diseño de varias colecciones que dejaron en evidencia su talento. “Hace unos años, y en varias oportunidades, me habían propuesto participar en proyectos de diseño, pero todavía no me le había medido porque de pronto no me sentía suficientemente preparada, o sentía que no tenía el tiempo y no quería decir que sí y después no tener disponibilidad para las reuniones, pero en el segundo semestre del año pasado decidí hacerlo”, cuenta Andrea.

Por un lado, aceptó diseñar una colección de zapatos con Bata y también participó en la creación de una colección ‘cápsula de navidad’ para la marca de ropa infantil Baby Fresh. Ambas experiencias han sido muy gratificantes: “Me encanta, pero quiero ir paso a paso, primero en compañía de los que saben, que me ayudan a concretar mis ideas, y después no sé qué suceda, pero sí es cierto que uno va cogiendo más confianza y termina siendo un poco más autónomo en las decisiones de diseño”, confiesa. “Por lo pronto, hago parte de los equipos creativos en las dos colecciones y me fascina. Ahora me siento con un poco más de fuerza y de conocimiento para seguir enrutada por este camino”.

Andrea aprovecha para adelantarnos que la siguiente colección de zapatos ya está lista para su lanzamiento en abril próximo. Esta vez, las piezas tendrán algunos toques más de tendencia y concepto, que se sumarán a algunos diseños esenciales que fueron exitosos en la primera colección. Además, cuenta con orgullo, también está trabajando en una colección completa para Baby Fresh, que será ‘mini me’, es decir, que incluirá piezas para los niños y los papás.

Luego de algunos meses dedicada a estos nuevos y emocionantes proyectos, Andrea les dio una enorme alegría a sus seguidores al anunciar su regreso a la televisión, esta vez de la mano del Canal Caracol y de una propuesta completamente novedosa que la tiene feliz, emocionada y a la expectativa, pues representa un desafío que la ha retado y la ha llevado a hacer uso de los años de experiencia y aprendizajes que lleva a cuestas.

Hace unos días se estrenó The Wall, un programa de concurso con un formato sin precedentes en Colombia, del que Andrea es la conductora. El show, que ha sido todo un éxito en los diferentes países donde se ha transmitido, busca cumplirles los sueños a los concursantes, que participan en pareja por los jugosos premios. Para ganar, deben responder correctamente preguntas de cultura general. Todo esto ocurre frente a un gigantesco muro de 15 metros de alto –de ahí el nombre The Wall– desde donde caen unas pelotas que llegan a unas casillas que indican la cantidad que van ganando o perdiendo. Si aciertan, el acumulado va aumentando y, si se equivocan, el valor del premio disminuye.

Al lado de los participantes y guiándolos durante todo el programa, se encuentra, segundo a segundo, la bella Andrea, quien asegura que “un formato de estas características, para una persona que hace el trabajo que hago yo, es un lujo, entonces eso me tiene emocionadísima, sobre todo porque los televidentes después de tantos años me ven justamente con otro título, The Wall, y no con los títulos acostumbrados. Eso me tiene a la espera de ver qué comentarios despierta”.

Cuando le propusieron presentar una audición para conducir este nuevo programa, ella se sintió cautivada de inmediato, pues le interesaba construir un nuevo formato, desde cero, y además, porque el concurso “reúne la experiencia que he tenido en los últimos años y la pone a prueba en un solo formato, tiene diferentes matices que he utilizado en otros momentos y en otros programas. Por ejemplo, la cercanía con el participante, el dominio de un set tan grande. Aunque a este nivel de tecnología no me había enfrentado, sí al manejo de set con público en un espacio con muchas cámaras que están en acción. Sumar todas esas experiencias en un solo programa me parecía fantástico”.

Embarcarse en esta nueva aventura ha significado para Andrea una gran cantidad de novedades, pues, luego de 18 años en RCN, cambió de equipo de trabajo. Sin embargo, confiesa la presentadora, sus nuevos compañeros la hicieron sentir igual de querida y apoyada. “La acogida en el equipo ha sido increíble. Es diferente, es un cambio, pero, al final, todos nos vamos cruzando en este camino en uno u otro momento. Por ejemplo, Juan Esteban Sampedro, director de entretenimiento de Caracol y quien me hizo esta propuesta, fue también quien me llamó la primera vez que tuve un trabajo formal en televisión, en el Noticiero Nacional. Después, me llamó para audicionar en el Canal RCN, es algo muy curioso. De una u otra manera no me sentí tan ajena, porque son personas que han intervenido en mi carrera y con quienes tengo un vínculo de amistad, de cercanía, así que me siento muy cómoda”, dice Andrea.

Esta primera temporada del programa, Andrea, su equipo y los participantes viajaron a São Paulo (Brasil) para grabar, pues allí se encuentra el set al que han recurrido todos los países latinoamericanos que también estrenan The Wall este año, y ese fue otro de los motivos que le generaron a Andrea tanto interés en participar en el show, ya que “grabar en otro país te lleva a conocer otras maneras, otros ángulos, otras formas de hacer lo que haces, eso enriquece mucho tus experiencias. Grabamos en Brasil cerrando el 2017 y era súper emocionante, porque interactuaba con un equipo conformado por personas muy talentosas de muchas nacionalidades. El equipo técnico era de Brasil, pero en la producción participaban Colombia y Argentina. Estaban las personas del formato que vinieron desde Holanda a apoyar el inicio de las grabaciones. Todo era muy novedoso, la forma en que se graba, el ritmo en el que se hace”.

Para sumarle a esta lista de nuevas experiencias, la presentadora cuenta que el viaje a Brasil ha sido el tiempo más largo que ha estado lejos de su pequeña hija Emilia, de tres años, de quien hasta ese momento no se había separado por más de dos noches. Sin embargo, cuando se presentó esta oportunidad laboral, “lo consulté con mi esposo y él me dijo ‘vamos a organizarnos para que puedas hacer tu proyecto, que es el proyecto soñado’, entonces armamos toda una logística y ‘Emi’ al final terminó en una época de vacaciones, porque estuvo por unos días con mis papás, otros días estuvo con mis suegros, con los primos, con los tíos, y fueron unos días que para ella pasaron llenos de diversión. Eso sí, yo la llamaba todo el tiempo por Facetime”.

Para hacer la experiencia lo más amable posible para las dos, que, como se puede ver en las redes sociales de la presentadora, son las mejores amigas, Andrea le pidió consejo a su amiga, la periodista Rocío Arias Hofman, quien tiene dos niños pequeños. “Ella me contó que, cuando ella viaja, sus hijos le entregan algo que tenga mucho valor para ellos. Me pareció muy linda la idea, y le pregunté a Emi qué quería que me llevara en la maleta, y me empacó un muñequito de Lambi, la ovejita de La doctora juguetes (risas), entonces cuando hacíamos Facetime, yo se la mostraba y ella sentía que estábamos cerca de alguna manera”.

Así, Andrea pudo hacer realidad uno de los proyectos más importantes de su carrera, con la certeza de que su hija estaba feliz y tranquila, y con la alegría de apostarle a un nuevo sueño, con el que demuestra una vez más por qué es una de las mujeres más admiradas del país.

Por: Adelaida Gnecco

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien