Personajes

Paulina Dávila, “Actuar me permite jugar para vivir”

A primera vista, su rostro no parece tan conocido. Y esto se debe a que, si bien en Colombia descubrió que quería ser actriz, ha sido en México donde ha consolidado su talento actoral. Su primera oportunidad le llegó con Rezeta, la película de cine independiente dirigida por Fernando Frías en 2013. Una comedia sutil y bien construida que le confirmó su verdadera vocación: estar frente a las cámaras.

Esto no quiere decir que Paulina Dávila haya estado totalmente alejada de las pantallas colombianas. Por el contrario, ha participado en varias producciones. Está, por ejemplo, Que viva la música, la adaptación de la aclamada novela homónima de Andrés Caicedo, que le dio uno de los protagónicos más memorables de su carrera. Luego de terminarla, y de hacer un viaje por el sudeste asiático y la India, Paulina regresó dispuesta a dar el paso a la televisión y se radicó en México. Hoy, producciones como Alguien más, Venganza, El comandante y La hermandad son muestra de su versatilidad, talento y entrega en el set.

Paulina hará parte de dos nuevos proyectos que se estrenarán este año: el thriller político Aquí en la tierra, una de las apuestas más importante de Fox, además de la serie basada en la vida de Luis Miguel, Sol de México, que se verá por Netflix y Telemundo. En ambas producciones es la única actriz colombiana. Sobre esta nueva etapa, su vida y sus logros en México y otros países, habló con CARAS.

“Me gustaría participar en historias que nos muestren como mujeres reales, con nuestras crisis de identidad, con nuestra cotidianidad”

CARAS: Se graduó de artes visuales, una carrera que también le despierta mucha pasión. ¿Cómo se decidió por la actuación?  
P.D.: Ha sido un deseo que me ha acompañado siempre. Desde pequeña tuve una inquietud artística y aptitudes histriónicas que quería seguir. A los 9 años grababa mis propios programas y simplemente, cuando llegó la hora, le dije a mi familia que quería ser actriz, pero al final decidí no abandonar las artes visuales. Lo estudié, me apasioné y me gradué. Mientras lo hacía tomé muchos cursos y talleres de actuación. Empecé a actuar en cortos y en su momento presenté audiciones para proyectos más grandes. Después surgió la oportunidad de participar en Rezeta, en México, y me conecté con el mundo del séptimo arte. Esta industria me malcrió desde el principio porque, al formarme como artista visual, encontraba muy llamativo el tipo de lenguaje que te propone el cine, no tan literal y más artístico. Así empecé, y una cosa llevó a la otra. Y bueno, luego empiezas a crecer y actuar se convierte en una necesidad.

CARAS: ¿Qué debe tener un proyecto para que le interese hacer parte de él?
P.D.: Hoy ser actriz es literalmente una carrera en la que debes estar moviéndote y atenta de la oferta tan amplia que está surgiendo en cuanto a producciones. Me gustaría participar en historias que nos muestren como mujeres reales, con nuestras crisis de identidad, con nuestra cotidianidad. En ese sentido, interpretar a María del Carmen en Que viva la música fue un regalo grandioso. Sin embargo, a veces no es tan fácil encontrar ese tipo de historias. Son muy competidas, sumado a que la gran mayoría que se cuentan en el mercado latinoamericano son guiadas por los hombres y que mi edad y mi perfil me encasillan, aunque no quieran, en un tipo de mercado.

CARAS: ¿Y a qué clase de mujeres quisiera personificar?
P.D.: Digamos que a cada personaje se le encuentra su saborcito, esa motivación que te hace creer e involucrarte con la historia. Con cada uno es una experiencia muy diferente, pero qué dicha encarnar a mujeres poderosas, con una línea en la historia muy clara, un propósito y una vida. No que sean las acompañantes de alguien. Y en general, que sean mujeres muy distintas a mí. Siempre.

“A cada personaje se le encuentra su saborcito, esa motivación que te hace creer e involucrarte con la historia”

CARAS: Hablando de su personaje en Que viva la música y lo polémica que resultó la cinta, ¿cómo fue la experiencia de darle vida a una mujer que está en el imaginario de muchos colombianos?
P.D.: Fue una experiencia maravillosa. Desde el proceso de selección, el equipo tan alucinante que me acompañó y los meses de grabación. Interpretar a María del Carmen fue divertido de principio a fin, difícil e intenso. Me transformé para ser ella y algo de ella se quedó conmigo. Todo lo que vino, las críticas positivas y negativas, hizo parte de esta gran vivencia. Me abrió muchas puertas, en Estados Unidos también. Hoy, conservo relaciones muy significativas que partieron del camino que abrió esa película.

CARAS:  Al hacer un recorrido por su trayectoria, da la sensación de que hay una selección muy cuidadosa detrás de cada persona que interpreta. ¿Es así?
P.D.: No tanto. Tengo el placer y la fortuna de trabajar en lo que me gusta y vivir de esto. Si usáramos el inglés para describir lo que hago, la traducción correcta sería ‘play a character’, y de alguna manera es lo que siento que sucede: puedo jugar para vivir. Ahora, siento que una carrera también se hace a partir de lo que rechazas y de esas oportunidades a las que les dices no. Da mucho miedo, sí, pero actuar se trata de apostar. Apostar por un papel pequeño que puede significar perderte de otro. El rechazo, la incertidumbre, la espera, eso también te forma como actriz. A la hora de elegirlos sí llamo a un par de colegas, a quienes les debo largas charlas y varios consejos. Lo que sí es cierto es que trato de hacer cosas diferentes, que no me encasillen, y de ser lo más fiel que pueda a lo que me genera cada proyecto.

CARAS: Y de esos rechazos también habrán surgido oportunidades más grandes…
P.D.: De hecho así llegó Aquí en la tierra. Le dije que no a una producción en Colombia y le aposté a regresar a México y a abrir un nuevo capítulo de mi vida. Después de mucho trabajo, no puedo estar más agradecida de entrar en este mercado con un proyecto como este. Regresé a mi casa y siento que lo hice de la mejor manera.

Paulina no consume carne, solo pescados y mariscos. En su bolso siempre carga tres pitillos que usa como una manera de contribuir a reducir el impacto en el medioambiente.

CARAS: Aquí en la Tierra resulta muy interesante, pues es un thriller político con toda la calidad de Fox y de reconocidos directores mexicanos. ¿Qué significó participar en un proyecto así?  
P.D.: Tuve mucha libertad al interpretar a Eliza, la hija del político protagonista de la historia. Resultó una experiencia muy interesante personificar a esta fotógrafa a la que se le empieza a develar un mundo muy complejo, donde debe mantenerse imparcial y tener mucho cuidado a la hora de juzgar. La historia por supuesto es una especie de comentario a una realidad política que, si bien está situada en México, podría suceder en cualquier otro país de Latinoamérica. Además de eso, fue un sueño hecho realidad, trabajé con directores muy reconocidos, actores de la talla de Gael García Bernal y Daniel Giménez.

CARAS: Interpretará al primer amor de Luis Miguel en la serie que se prepara sobre la vida del cantante. ¿Cuándo sabremos más de su personaje?
P.D.: Aún no puedo hablar mucho de la serie. Puedo contarles que Luis Miguel dio su autorización e incluso visitó el set. Fue increíble conocer a una de las leyendas musicales de Latinoamérica. Por otro lado, también me siento muy agradecida de hacer parte de producción de tan alta calidad en la que pude trabajar en un formato y un lenguaje muy similar al cine.

CARAS: Muchos de sus proyectos han sido cercanos a la música. ¿Es esta uno de sus talentos escondidos?
P.D.: Disfruto mucho cantar y es muy importante para mí, pero también algo muy privado. Hoy, que es tan fácil compartir y publicarlo todo, me he abstenido de hacerlo visible. El canto simplemente es otra forma de ser creativa, eres tú y tu alma desnudándose. He ido perdiendo la timidez a cantar en público. La gente tiene esta idea de que todos los actores somos extrovertidos, lo soy para unas cosas, pero la música es mi lado más vulnerable.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien