Cultura

Álvaro Barrios, entre la luna, los sueños y la basura

No es mucho lo que se puede hablar sobre la trascendencia de la obra de Álvaro Barrios para el arte del país. Famoso por sus cuadros llenos de iconografía popular, donde sobresalen las apariciones recurrentes de superhéroes y personajes de cómics como Dick Tracy y Tintín, el barranquillero se ha labrado, a punta de trabajo y originalidad, un lugar entre los más grandes artistas nacionales del siglo XX y XXI.

Por eso, cada exposición suya es una oportunidad de acercarse a su estilo único, que lo ha hecho acreedor de importantes distinciones como la Medalla de Oro de la IX Bienal de Tokio en 1974 y el Premio Latinoamericano de Pintura e Instalaciones en la I Bienal de Buenos Aires, en 2001. Actualmente, una muestra de su trabajo se exhibe en la galería Duque Arango de Medellín, en una exposición titulada ‘Luna, estrellas, sueños y basura’, que estará abierta al público hasta el próximo 26 de junio.
Barrios es muy claro a la hora de explicar su trabajo: “Mi arte es una reflexión acerca del arte mismo, por eso mi interés por el pensamiento de otros artistas. Esa reflexión es lo que me ha permitido hacer uso de lo que en otros tiempos se llamaba ‘arte acerca del arte’, y que ahora podría considerarse apropiaciones o recreaciones”, comenta el artista.

Basura recolectada durante una visita de Barrios a la tumba de Marcel Duchamp hace más de 30 años, forma parte de la exposición

Los conocedores de la obra de Barrios podrían extrañar los superhéroes que suelen llenar sus cuadros. Para el artista, esa es una de las diferencias clave de esta exposición frente a las anteriores: “Aunque continúo con la iconografía que recuerda la línea gráfica de las tiras cómicas, en esta oportunidad no hay alusión a tiras cómicas conocidas ni a superhéroes. Simplemente utilizo la misma línea visual para reproducir o recrear o apropiarme de obras del pasado, piezas maestras del Renacimiento de pintores como Miguel Ángel o Botticelli, pero no tratando de reproducirlas al estilo de los artistas que copian en los museos, sino como lo harían los autores de las tiras cómicas”.
El título de la exposición, ‘Luna, estrellas, sueños y basura’, hace referencia a los cuatro espacios en que ha sido organizada la muestra, y que guardan relación con momentos o etapas diferentes dentro del trabajo del artista. “Son cuatro aspectos de mi trabajo, algunos iniciados en 1980, que van mostrando una evolución hasta el presente. Y lo que exhibo de ellas es precisamente el momento actual, el instante actual de esa creación y su evolución”.

El primer espacio es ‘Luna’, donde está exhibida una obra que recrea el trabajo del artista francés Marcel Duchamp, acompañado por una pintura que alude a los cuadros que Barrios produjo en los años 70, cuando “tenía un interés sobre lo cósmico, sobre la luna, las estrellas , el universo en general y su relación con lo esotérico”. La ‘Estrella’, por su parte, está representada en una fotografía y por el lienzo de una noche estrellada que hace parte de la instalación ‘Luna’.

Luego está la serie ‘Sueños’, que tiene su origen en un trabajo que Barrios inició en 1980 con los textos de ‘Sueños con Marcel Duchamp’. Para el artista, esta serie le sirve de pretexto para expresar su punto de vista sobre lo que debe ser la historia del arte. “No es la historia del arte como ocurrió, sino como a mí me gustaría que hubiera ocurrido, y también sobre otros aspectos que afianzan unos principios que yo he ido desarrollando a partir de mi encuentro con el pensamiento de Duchamp”, explica.
Finalmente está el espacio denominado ‘Basura’, que muesta el trabajo más reciente de Barrios, y que toma elementos de su pasado para recrearlos y volvernos nuevos conceptualmente, algo que el artista ha hecho en varias ocasiones. Esta sección parte de una visita que hizo a la tumba de Marcel Duchamp en el cementerio de Rouen, cerca de París.

“A Colombia la pintaría como un conjunto de sueños al borde de un precipicio, equilibrándose en circunstancias cada vez más confusas”

Barrios recuerda que cuando llegó a ese lugar y decidió tomar unas fotos, todo estaba lleno de basura, por lo que le tocó limpiarlo. “Pero tuve la precaución de recoger algo de esa basura, pensando en que en algún momento podría ser un elemento que me serviría para elaborar alguna creación que pudiera aportar algo a toda esta investigación acerca de este icónico artista”, comenta. “Pasaron unos 35 años antes de que pudiera tomar forma un hecho creativo relacionado con la basura. Fue cuando asocié la basura con una serie de relicarios del siglo XIX que originalmente contenían reliquias de Santos, y que en estas fueron remplazados por esa basura”.

A lo largo de su ya extensa vida artística, Álvaro Barrios se ha caracterizado por tener posiciones críticas ante los temas de la actualidad. Y es que está convencido de que los artistas deben tener un compromiso consigo mismos y con su época. Por eso, tiene muy claro cómo plasmaría al país en una obra: “A Colombia la vería como un conjunto inmenso de sueños al borde de un precipicio sin fin, equilibrándose a merced de circunstancias cada vez más confusas y preocupantes”, afirma.

La exposición estará abierta hasta finales de junio, por lo que hay aún mucho tiempo para adentrarse en el trabajo de este artista y conocer más de su original propuesta. Sobre el futuro, Barrios asegura no tener claro qué es lo que viene, pero que no le preocupa: “No sé qué pueda depararme el futuro, ya que el arte tiene su propia evolución, que va paralela al desarrollo del artista mismo y a los cambios del mundo. Simplemente una obra conduce a otra, una idea conduce a una siguiente que desconozco en este momento. Lo que trato es que mi sensibilidad se exprese”, concluye el maestro.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien