Cultura Estilo

Murió Phillip Roth, un gigante de la literatura que no recibió El Nobel

El novelista Philip Roth, una fuerza dominante en la literatura de Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XX, falleció a los 85 años sin llevarse el premio Nobel de Literatura. El agente del escritor, Andrew Wylie, confirmó a medios estadounidenses que Roth -quien se había retirado de la literatura en 2012- falleció el martes debido a una insuficiencia cardíaca congestiva.

La revista The New Yorker y el diario The New York Times reportaron la muerte del escritor, quien ganó en 1998 el premio Pulitzer a la ficción con su aclamado libro “American Pastoral” (Pastoral Americana, 1997). Roth, quien vivió en Nueva York y Connecticut, fue un virtuoso ensayista y crítico, así como un observador de la sociedad estadounidense.

Conocido por revisar la experiencia judío-estadounidense en sus más de 30 novelas, el escritor fue una importante referencia de la literatura de la post Segunda Guerra Mundial con la universalidad de su mensaje. “No escribo judío, escribo estadounidense”, afirmó. Roth estimó que llegó a un punto de inflexión cuando se dio que cuenta que podía usar su propio mundo como materia prima literaria, ya fuera su crianza o su el escenario de su ciudad natal Nueva Jersey.

“No se puede inventar de la nada, o definitivamente no puedo, necesito algo de realidad, unir dos fragmentos de la realidad para obtener el fuego de la realidad”, dijo en un documental de 2011.

Logró mantener la sustancia de su obra en términos de calidad como de cantidad, demostradas en su admirada triología política, que incluyó “Pastoral Americana”, así como “I Married a Communist” (“Me casé con un comunista”, 1998), y “The Human Stain” (“La mancha humana”, 2000).

Su retiro

Roth, contemporáneo de Don DeLillo, Saul Bellow y Norman Mailer, ganó los mayores honores de la literatura en Estados Unidos, pero fue un eterno candidato al Premio Nobel de Literatura, el cual nunca obtuvo.

También recibió el premio Man Booker International por lo logros de vida en ficción en 2011, al año siguiente se llevó el premio Príncipe de Asturias y en 2015, Francia otorgó a Roth la insignia de Comandante de la Legión de Honor, un reconocimiento que el escritor recibió como “una maravillosa sorpresa”.

Su última novela “Nemesis” sobre la epidemia de polio en 1944 se publicó en 2010, dos años después dejó atónito al mundo de la literatura al anunciar que dejaría de escribir.

“Es casi como escuchar que Keith Richards se retira del rock and roll, o que el papa abandona la religión”, escribió el crítico James Walton.

Pero Roth mantuvo su decisión y se dijo contento con su vida post-literatura, aunque admitió que la escritura le había ayudado a mantenerse lejos de la depresión.

“Había llegado al final. No había nada más para que escribiera, comencé la gran tarea de no hacer nada. La pasé muy bien”, dijo a la BBC en 2014.

Palabras para Trump

Su novela “The Plot Agains América” (El complot contra Estados Unidos) fue referencia de vuelta tras la elección del Donald Trump al frente de la Casa Blanca.

La novela hace una historia alternativa de Estados Unidos, en la que imagina que Franklin D. Roosevelt es derrotado en 1940 por Charles Lindbergh, un aviador con inclinaciones pro-nazis–, lo que condujo a algunos críticos de la izquierda a comparar la obra con el golpe populista de Trump al poder.

Llegó a describir a Trump Como “ignorante del gobierno, de la historia, de la ciencia, de la filosofía, del arte, incapaz de expresar o reconocer sutilezas o matices… de manejar un vocabulario de 77 palabras”.

Philip Milton Roth nació el 19 de marzo de 1933 en Newark, New Jersey, y sus abuelos fueron parte de la ola migratoria de judío-europeos a Estados Unidos en la primera parte del siglo XIX.

Cinco libros entre los más destacados del escritor estadounidense Philip Roth, fallecido el martes en Nueva York a los 85 años:

 “Goodbye, Columbus” (1959)

La publicación de “Goodbye, Columbus”, su primer libro, propulsa al joven Philip Roth —tenía 26 años— al firmamento de la literatura mundial. Estos seis relatos cortos anuncian su futura obra: en ellos disecciona la sociedad estadounidense y sus relaciones con el mundo judío. Con este libro, obtiene el National Book Award.

El mal de Portnoy (1969)

“El mal de Portnoy” (“Portnoy’s complaint”), su tercera novela, tiene un éxito fulgurante, con 275.000 ejemplares vendidos 48 horas después de su publicación, y lanza a Roth a la fama a nivel internacional. La historia escandaliza por las obsesiones sexuales de Alexander Portnoy, abogado judío de Nueva York. Philip Roth será acusado de vehicular a través de este personaje los peores ‘clichés’ antisemitas.

Pastoral americana (1997)

En 1997, se publica “Pastoral americana” (“American pastoral”), sexto volumen del ciclo de Nathan Zuckerman, que relata la vida de un empresario judío estadounidense confrontado a los tormentos políticos y sociales en Estados Unidos en los años 1960, en torno al terrorismo de izquierda y la guerra de Vietnam. Se trata también de la primera parte de su “trilogía estadounidense”, antes de “Me casé con un comunista” (“I married a communist”, 1998) y “La mancha humana” (“The Human Stain”, 2000).

Con “Pastoral americana”, Roth obtuvo el premio Pulitzer de ficción en 1998. Esta obra también contribuyó a que recibiera la National Medal of Arts de parte del presidente Bill Clinton en 1998.

La mancha humana (2000)

Roth escribe “La mancha humana” cuando Bill Clinton enfrenta una amenaza de destitución, en pleno caso de su relación con Monica Lewinsky. En él aborda un nuevo tema: lo “políticamente correcto”. Es la historia de un profesor de Letras, acusado de haber hecho unas afirmaciones racistas a sus estudiantes, y que prefiere dimitir más que revelar el secreto que podría declararlo inocente. El libro, la novela más accesible de Roth, cosecha un gran éxito.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien