Viajes

Barcelona, tradición y modernismo

La segunda ciudad más poblada de España es una movida metrópoli donde conviven a la perfección la antigüedad y el siglo XXI, convirtiéndose en un destino ideal en cualquier época.

Castillo de Montjuic

Ubicada en la montaña del mismo nombre, esta fortaleza militar se ha convertido en uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad, gracias a su imponente construcción y a que brinda una vista de 360 grados de Barcelona, permitiendo disfrutar, desde la terraza del patio de armas, de la ciudad, el puerto, el Mediterráneo y la costa en un solo recorrido. Ese presente de turismo y esparcimiento contrasta con su pasado netamente militar y de defensa. La primera fortificación en este lugar data de 1640, y luego sería protagonista de la Guerra de Sucesión, entre 1705 y 1714.
Luego de ese conflicto, la fortaleza quedó bastante averiada. Su reconstrucción, a la cual se le debe buena parte del aspecto que tiene la fortificación hoy, le fue encomendada al ingeniero militar Juan Martín Cermeño, y se realizó entre 1753 y 1779. Entre los diferentes espacios que se pueden visitar dentro del castillo están el puente de acceso y la fachada, los cuatro baluartes, el patio de armas, situado en la parte más alta del castillo; la terraza y la torre de vigía, espacio que “cubre” el patio de armas y es la parte más alta a donde pueden acceder los turistas; la muralla de la marina, un muro de 155 metros de largo; el foso y el camino cubierto, entre otros.

La Rambla

Un paso peatonal que es casi obligado para cualquier persona que llega a Barcelona. Es el lugar para ver y ser visto, pues en estos 1.200 metros, que unen la emblemática plaza de Cataluña con el puerto antiguo, se concentran tiendas de todo tipo, restaurantes, centro culturales, museos, floristerías y quioscos de revistas y periódicos. Uno de sus grandes atractivos es el Mercado de la Boquería, el más grande de Cataluña, donde además de poder comprar todo tipo de productos frescos, se tiene una amplia oferta gastronómica. El paseo termina en otra de las postales de la ciudad: el monumento a Colón.

Palacio de la Música Catalana

Este edificio, considerado una de las obras más representativas del modernismo catalán, fue declarado patrimonio de la humanidad en 1997 por parte de la Unesco, siendo la única sala de conciertos en tener este reconocimiento. Fue concebido por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, y su construcción se llevó a cabo entre 1905 y 1908. Su fachada, uno de sus principales atractivos, combina esculturas, mosaicos, vitrales y forja, mientras que en su interior, los motivos florales sorprenden. La sala de conciertos brilla con ‘luz propia’ gracias a la impresionante claraboya central, que es uno de los elementos atractivos del palacio, cuya agenda cultural es prestigiosa.

Park Güell

No se puede hablar de Barcelona y sus lugares turísticos y no mencionar al arquitecto catalán Antoni Gaudí. En varios lugares de la ciudad se pueden apreciar sus edificaciones, pero tal vez ningún lugar es más representativo de su obra que este parque. Pensado inicialmente como una ciudad-jardín, terminó convertido en el parque público más emblemático de la metrópoli. La idea inicial de Eusebi Güell, mecenas de Gaudí, era construir en este terreno de 15 hectáreas unas 40 casas unifamiliares, pero solo se lograron edificar dos, una de las cuales es actualmente la Casa-Museo Gaudí. En este parque se puede ver la inagotable imaginación del arquitecto, reconocido entre otras cosas por su manejo del color.

La Sagrada Familia

La obra cumbre de Gaudí es el símbolo indiscutible de la ciudad condal. Está en construcción desde 1882 y según cálculos, aún faltan otros ocho años de trabajo para que se considere finalizada.
El proyecto original de Gaudí consta de cinco naves centrales y tres transversales, que forman una cruz latina; tres fachadas, que representan el nacimiento, la pasión y la gloria de Jesús, y 18 torres. Tendrá, además, tres capillas. Si bien el arquitecto le dedicó buena parte de su vida al proyecto, solo logró dejar terminadas en vida la cripta y la fachada lateral del nacimiento (incluidas en la lista de patrimonio de la humanidad en 2005). Gracias a sus maquetas y planos, se han logrado desarrollar los demás espacios, financiados en buena parte por donaciones anónimas. Actualmente están finalizadas dos de las fachadas de las naves, el ábside (cabecera de la iglesia) y un museo, donde se puede conocer más la historia del templo y su futuro.
La Sagrada Familia fue declarada basílica menor en noviembre de 2010 por el papa Benedicto XVI, y desde 2007 hace parte de los 12 Tesoros de España y de las Siete maravillas de Cataluña. Además, es considerado uno de los tres lugares turísticos más visitados del país ibérico.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien