Viajes

Croacia no pasa de moda

Producciones como Game of Thrones y Mamma Mia! Vamos otra vez, grabados en sus paisajes, han disparado el turismo hacia la nación subcampeona del Mundial de fútbol. Desde su capital hasta sus costas, este país es una verdadera fantasía mediterránea

Isla de Vis

Es la isla más distante de Croacia, pero una de las más encantadoras sobre el Adriático. Con tan solo 3.600 habitantes, Vis es un tesoro natural que abrió sus puertas al turismo recientemente, pues hasta 1989 fue una base militar yugoslava. Su estratégica ubicación ha hecho de ella un punto atractivo a lo largo de la historia para soldados griegos, romanos, el ejército de Napoleón, ingleses, austriacos e incluso para los italianos en la Segunda Guerra Mundial. Gracias a eso, sus playas se encuentran absolutamente conservadas y como da cuenta la segunda parte de Mamma Mia!, son lugares paradisiacos para cualquier visitante.

Hvar

Del siglo XIII al XVIII fue reconocida como un centro de comercio y cultura muy importante en el Adriático. Hoy es conocida como la ‘Capri’ croata, aunque también es comparada con Ibiza o Saint-Tropez, precisamente por su amplia oferta de restaurantes, bares y discotecas. Los mejores planes son ir de fiesta, disfrutar la playa y comer de maravilla. Es conocida también por ser el lugar preferido de celebridades. Se puede llegar en yate privado, en catamarán desde Split en solo 60 minutos, o alquilar un velero, como es común entre muchos visitantes. El centro histórico es un lugar obligado, así como la fortaleza medieval Fortica Španjola, que permite admirar la tranquilidad del mar.

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice

Se encuentra a solo dos horas de Zagreb, la capital. Comprende más de 30.000 hectáreas, pero solo 800 hacen parte de la zona turística. Sus lagos son de color turquesa y se encuentran unidos a través de cascadas. Uno de los más impresionantes puede ser el Kozjak, de cuatro kilómetros de largo, pero hay más de 20 de lagos interconectados para apreciar. Manantiales y estanques rodeados de bosques, todos de colores llamativos y separados por plantas de musgo, permiten que el parque pueda recorrerse de manera fácil. No solo el infinito paisaje acuático, sino los senderos que dividen bosques de especies como los pinos y abetos y que albergan especies como el oso pardo europeo y el lince, lo convierten en uno de los lugares naturales más bellos del viejo continente.

Dubrovnik

Es tal vez el destino más atractivo y conocido del país, gracias a la serie Game of Thrones. Sus murallas son parte del patrimonio de la humanidad, declarado por la Unesco en 1979. A pesar de haber sido saqueada y casi destruida de manera sistemática en 1990 durante la Guerra de Croacia, esta ciudad se presenta majestuosa e imponente. Sus monasterios medievales, torres amuralladas, iglesias de arquitectura barroca, plazas y encantadores barrios residenciales la convierten en un lugar que cobra cada vez más popularidad entre los turistas. Se recomienda utilizar el funicular para subir hasta el monte Srd y llegar a los jardines que se ocultan tras las murallas, si quiere realmente conocer “la Perla del Adriático”.

Zagreb

La capital de Croacia es el lugar perfecto para recorrer a pie. Sus palacios, iglesias y más de 30 museos, entre los que resaltan el Pabellón Artístico, la catedral de San Esteban o el Museo Arqueológico, se ubican en una parte conocida como la ciudad Alta. Algunos planes infaltables: pasear por la calle Tkalčiceva, un espacio peatonal propicio para tomarse un café sin prisa; disfrutar de las terrazas de la calle de Trg Petra Preradovica; tomar el tranvía y escrudiñar los rincones urbanos; apreciar la vista panorámica de la ciudad desde la montaña
Medvednica; visitar la vibrante plaza Josip Jelacic y si queda tiempo, pasar por la única puerta que queda en pie de la muralla que rodeaba Zagreb, conocida como la Puerta de Piedra.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien