Personajes

Taliana Vargas y Alejandro Eder: “Será nuestra Alicia adorada”

A sus cuatro meses de embarazo, la pareja le contó a CARAS, en exclusiva, todos los detalles sobre la feliz espera de su primera hija

Nos vamos a explotar de la dicha, nos va a dar algo”. “Estoy muy feliz con este regalo que me da el cielo”. “Es una sorpresa anhelada, esperada, es como todo al mismo tiempo”. “Alejandro no puede ni respirar bien”… Cuando Taliana Vargas empieza a hablar sobre su embarazo, las palabras se le entrecruzan al querer expresar todo lo que siente. Todas tienen un común denominador: la felicidad que la embarga a ella y a su esposo, Alejandro Eder, al contar que ya completa cuatro meses de embarazo, y que esperan una niña que se llamará Alicia María.
Taliana califica su embarazo como una sorpresa porque llevaba dos años en un tratamiento para manejar el hipertiroidismo de Graves que padecía, y que le generaba un complejo trastorno hormonal. Tenía que tomar pastillas y hacerse exámenes de sangre mensualmente para monitorear que la tiroides estuviera bajo control. Si hubiera quedado embarazada en ese momento, este hubiera sido considerado de alto riesgo.

Pero hace poco más de seis meses dejó de tomar las pastillas del tratamiento, y al mes quedó esperando: “¡Y mi cuerpo reaccionó perfecto! Los médicos pensaban que la carga hormonal tan fuerte que trae un embarazo podría desatar otra vez el problema de la tiroides, pero por el contrario, el embarazo me la reguló, me la tiene balanceada. Es como que el cielo finalmente nos dijo ‘tranquilos, ese gran anhelo que tenían llegó, ese gran amor que esperaban llegó’, y yo estaba mejor que nunca de salud, mejor que lo que había estado en muchos años. Hasta ahora estamos empezando, y Alicia María solo me ha traído cosas buenas”, cuenta Taliana.

Por cuenta del embarazo, Taliana le cogió fobia al salmón, que era una de sus debilidades. “No lo puedo ni ver”, afirma

Estos cuatro meses han dejado cientos de anécdotas, todas igual de especiales para la pareja. La primera, claramente, fue el enterarse de que estaban esperando. El primer indicio hizo sospechar a Taliana que, asegura, “era un reloj”. Entonces vinieron las acostumbradas pruebas caseras: “Hice la primera prueba y positiva, la segunda y positiva, una tercera y también positiva… No lo podía creer, así que salí corriendo a hacerme los exámenes de sangre para estar segura”. Fue al mismo laboratorio donde llevaban años monitoreándole la tiroides mensualmente, por lo que ya la conocían muy bien. “A la media hora de salir empecé a recibir en mi celular emojis de bebés y la doctora escribiéndome ‘felicitaciones’, y más y más imágenes de bebés. Alcancé a pensar que era un embarazo múltiple (risas). Esa fue la confirmación de la noticia, aunque yo todavía no lo podía creer”.

Cuando le contó a Alejandro, su sorpresa fue indescriptible: “Sentí una felicidad muy profunda, ya que siempre he querido ser papá. Y cuando supe que era una niña, más aún”, cuenta el empresario, quien en ese primer momento también se preocupó por la salud de su esposa. Pero poco a poco los controles fueron calmando su nerviosismo: “No creímos que todo fuera a fluir tan bien, pero así son los grandes regalos de la vida. Los médicos dicen que ahí es donde nos damos cuenta del milagro que es la vida, ya que ninguno de ellos pudo hacer nada en su momento, pero cuando eso se tiene que dar, se da. Ahí vemos que los tiempos de Dios son perfectos, y vemos el tiempo tan perfecto de esta bebé”, dice Taliana. “Entonces yo digo ‘sí, ya entendí, hay que pasar por momentos dolorosos para madurar, para crecer como persona y estar preparada para los grandes regalos de la vida, como lo es Alicia María, que será nuestra Alicia adorada”.

Los primeros meses
Ahora que la actriz ya inició el segundo trimestre de su embarazo, el cual le han dicho que es el mejor, ella recuerda con cariño los malestares propios de los primeros meses: “Fueron los mareos más amorosos que he tenido en mi vida. Pensar que se estaba formando un bebé dentro de mí, y que necesitaba toda mi energía, todo mi cuerpo para poder crear partes importantes del ser humano, hizo que los disfrutara al máximo”.

No fue del todo fácil, por supuesto. Taliana recuerda que entre la semana 5 y la 11 se sentía como a bordo de un barco que navegaba de día y de noche. Pero, eso sí, nunca los tomó a mal: “Entendí el momento de la vida por el que estaba pasando, se estaba formando una pancita, una cabeza, una columna vertebral… ¡cómo no iba a necesitar todo de mí!”.

Además, siempre contó con el apoyo de Alejandro, quien tenía clara su misión durante esos meses y los que vienen mientras llega Alicia María: “A Taliana la cuido como si fuera una porcelana, como merece la mujer que más quiero, y que además es la mamá de mi hija”, afirma. Y Taliana lo confirma, pues asegura que todas las mañanas, cuando abre los ojos, lo primero que hace Alejandro es consentirla, decirle que es el momento más esperado de su vida. Luego le habla a su hija, y todas las noches se despide de ella, como contando los días que faltan para conocerla.

“A Taliana la cuido como si fuera una porcelana, como merece la mujer que más quiero, y que además es la mamá de mi hija”, Alejandro

A medida que avanza el embarazo, es inevitable imaginarse cómo será Alicia María, y cómo serán Taliana y Alejandro como padres. “Creo que la voy a ‘chocholear’ mucho”, dice él, mientras que la exreina ya imagina todo lo que hará con ella: “A veces pienso ‘Dios mío, qué responsabilidad’, pero tengo mucho para mostrarle, muchas realidades para que ella valore su vida y las bendiciones que va a recibir. Espero que sea muy feliz sirviendo, porque creo que una de las misiones que tiene Alicia María es dejar este mundo un poquito mejor de lo que lo encontró. Por eso estoy tan feliz de que la vida me haya regalado esta mejor amiga para la vida, este pequeña cómplice, esta ‘mini yo’”.

Otro de los anhelos de Taliana es que su hija crezca rápido, para que pueda acompañarla en las diferentes labores sociales con las que ella está involucrada. Dice que ya sueña con que tenga todas las vacunas para poderla llevar a Aguablanca o a otros parajes para ver el trabajo de Casa en el Árbol, su Fundación . “Y ojo, ni siquiera ha nacido, ahí es donde me doy cuenta de que me estoy adelantando un poco, y me digo ‘bueno, dejémosla llegar’”, dice entre risas.

Además de los ilusionados padres, son muchas las personas que están pendientes del embarazo de Taliana y que no ven la hora de conocer a Alicia María. Para sus familias y amigos, la noticia ha sido una locura, y todos solo tienen buenos deseos para ellos tres.

“Yo soy la hermana mayor, y mi mamá va a ser abuela por primera vez, y mis hermanos también se estrenarán como tíos, así que están todos chiflados. Mi mamá solo dice ‘quiero decirle al mundo que soy abuela’, mientras que mis hermanas ya están peleando por cuál será la mejor tía”, cuenta Taliana, mientras recuerda que en una reciente visita de su hermano Sebastián, que es chef y trabaja en Suecia, él se levantaba a diario a cocinarle a Alicia, mientras le decía que no se moviera, que él se encargaría de todo. “Hemos vivido una cantidad de primiparadas… me preguntan si puedo bajar escaleras, cosas así. Han sido unos cuidados extremos que dan hasta risa, pero yo igual me dejo porque me consienten mucho”.

Por el lado de Alejandro, también todo es felicidad. Como él es el pequeño de su casa, Taliana asegura que todos ven a Alicia como una muñequita con la cual van a jugar. Y algunas ya han empezado: “Una tarde, mis cuatro sobrinos se dedicaron a hablarle. Entonces le decían ‘este es Mickey Mouse, y tiene una novia que se llama Minnie… Hay muchas cosas que tú no sabes, hay muchas princesas que tienes que conocer’… Fue una charla larguísima, yo creo que la pobre Alicia quedó mareada con tanta información”, recuerda la artista.

“El cielo finalmente nos dijo ‘tranquilos, ese gran amor que esperaban llegó’, y yo estaba mejor que nunca de salud. Hasta ahora estamos empezando, y Alicia María solo me ha traído cosas buenas”

Sus amigos más cercanos también han aprovechado la ocasión para hacerles chistes. Como era de esperarse, todos quieren que Alicia se parezca a su mamá, “y dicen que ojalá no vaya a salir con la cabeza del papá”, cuenta Taliana entre risas, y agrega que Alejandro les contesta que va a ser igual a él, que ya van a ver.

En el fondo, la pareja sabe que eso es lo de menos. “La vamos a amar sin importar a quién se parezca. Y luego, que sea lo que ella quiera ser en la vida, que tome el ejemplo que le vamos a dar, no de palabra sino real, con actos, y que sea lo que ella desee con todos los dones que ha dado la vida”.

Una “caleña samaria”

Hace cerca de dos semanas, Alicia María Eder conoció el mar. Fue en Santa Marta, la ciudad donde nació su madre. No podía ser de otra manera. Las fotos que acompañan esta nota fueron tomadas en la bahía, en el fuerte San Fernando, un tesoro escondido de los samarios.
Durante ese viaje, la feliz madre habló con Alicia mientras las dos nadaban en el mar. “Aproveché para ponerme un poco en su lugar, moviéndome en el agua como ella da volteretas dentro mío”, recuerda Taliana.

El embarazo les puso pausa a algunos planes que ya tenía la actriz. Este semestre iba a pasar una temporada en Estados Unidos presentando varios castings. Eso ahora cambió. “Ahora la prioridad es Alicia, así que voy a estar radicada en Cali, viajando mucho, siempre bajo supervisión médica. Hay varios proyectos andando, varias campañas, mucho trabajo, que me llena de felicidad, pues lo haré acompañada por mi bebé”.

Buena parte de ese trabajo estará concentrado en la Fundación Casa en el Árbol, uno de los motores que mueve a Taliana. Según ella, hay varias exposiciones y eventos de la Fundación  en estos meses, en los que Alicia ya ha dejado huella. Por ejemplo, hace un par de semanas hubo una actividad para recaudar fondos, y por primera vez duplicaron lo que esperaban recoger. “Es algo que no nos había pasado nunca, y entonces ahí yo veo la bendición de Alicia”, afirma Taliana. “Es increíble, esta niña no viene con el pan debajo del brazo, sino que viene repleta de cosas maravillosas”.

A medida que van llegando más de esas satisfacciones, la pareja espera que pasen rápido los días que faltan para conocer a Alicia. “Al principio sentí mucha alegría pero también curiosidad porque vengo de un hogar de puros hombres”, recuerda Alejandro. “Pero ya estoy tranquilo porque sé que las niñas son las que más aman a sus papás”.

Taliana, por su parte, agradece el cariño que le han expresado sus seguidores desde que se enteraron de la noticia. “Siento que ellos me quieren por mi esencia, por razones que trascienden el ser una celebridad de televisión. Ver que se alegran con mis noticias personales, que nos dan a mi esposo y a mí tanto cariño, tanto afecto, me llena el alma”, afirma. Y se despide con un mensaje de amor para su hija: “Alicia llegará a un hogar donde la hemos anhelado mucho, la hemos esperado, un hogar lleno de amor, un amor que se nos va a triplicar, que es sencillo, puro, real. Es un momento mágico y celestial”.

Taliana asegura que para ella sería un sueño darle hermanos a Alicia María, pero ya se dio cuenta de que los hijos no los escoge uno, sino que son los que el cielo le quiera regalar

Fotos Andrés Oyuela  Vestuario Religare

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien