Estilo

María Elena Villamil le da forma a la creatividad

Con su nueva colección, la diseñadora de modas profundiza en el ADN de su marca y juega con el movimiento artístico del fauvismo para llenar de color, emoción y expresión cada pieza. Una vez más, ella sorprende con su visión del mundo

Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. Esta célebre frase del artista Pablo Picasso adorna la oficina de María Elena Villamil, y representa un principio que ella sigue cada día al pie de la letra. Tal vez ese es el secreto de su éxito, pues su sensibilidad artística y su capacidad de conectarse con el universo para crear siempre han ido de la mano con su disciplina para trabajar, volcándose al estudio y a la atención a los detalles para lograr la excelencia en sus exclusivos diseños.

Su forma de crear es muy cercana a la de los grandes referentes artísticos, y por eso, aunque es consciente de que el perfeccionismo puede doler en ocasiones, María Elena tiene claro que su carácter y la intensidad que le pone a su trabajo son los que garantizan su calidad: “Todo conlleva ciertos sacrificios, tener momentos de un alto grado de estrés, por ejemplo. Sé que hay otros aspectos de la vida en los que uno tiene que ser más maleable, más flexible, pero en este particular, en mi trabajo, así es como funciona. Los genios y los que han logrado hacer cosas excelentes y brillantes han sido así, cuentan con un TOC”, dice la diseñadora entre risas.

Justamente, la caleña está viviendo uno de esos momentos de estrés y ansiedad, pero también de mucha emoción, ya que el próximo 19 de septiembre lanzará en el Teatro Faenza de Bogotá su colección primavera-verano 2019, llamada ‘La forma’.

Hace un poco más de un año, CARAS se encontró con la diseñadora para conocer los detalles de la colección que lanzó en Colombiamoda 2017, y que estaba inspirada en la corriente artística del impresionismo. “Mi influencia siempre ha sido el arte y la arquitectura, y eso ha hecho parte de la esencia de mi marca y es mi ADN, por eso no puedo alejarme de esas corrientes artísticas que, incluso sin buscarlas, van llegando en el momento que es. Pero para esta colección yo no quería partir de un tema que me interesara sino que quería darle mucha importancia a lo que es MEV: volumen, asimetría, cortes, patronaje”.

‘La forma’, la nueva colección de la diseñadora, está inspirada en la esencia de la marca, en la que priman los volúmenes y el patronaje. A esto se suman elementos de la corriente del fauvismo

Así que María Elena dio inicio a laboratorios de patronaje con su equipo creativo compuesto por jóvenes enfocados en el arte para explorar en estas características que han constituido su marca. Y un día, sin estarlo buscando, supo que la protagonista de esta colección debía ser la forma. “Yo siento que toda esa información te va llegando si estás conectado con lo que eres, con tu esencia, en este caso con la parte artística y creativa que yo la tengo interna, como del alma. Siento que esa información te llega del universo, de Dios”, asegura.

Siendo la forma un concepto tan amplio y aplicable a tantas disciplinas, María Elena se encontró con un movimiento pictórico que le dio un enfoque interesante a la colección. Se trata del fauvismo, una corriente del siglo XX de la que hacen parte artistas como Henri Matisse, Pablo Picasso y André Derain. La relación de esta con la forma fue muy atractiva para María Elena, porque “lo que más me llamó la atención fue la manera en que ellos pintaban y veían la realidad. Ellos no plasmaban la realidad literal, como es, sino como la veían a través de sus sentimientos y de sus emociones. Eso me atrapó porque yo soy muy espiritual y sensible, eso me encantó, mostrar la visión interna y personal de la realidad y de la forma. Es una corriente muy subjetiva, tanto, que la criticaron mucho al inicio, porque por ejemplo Henri Matisse veía los árboles azules y no verdes”.

La influencia del fauvismo estará presente en ‘La forma’ a través de las explosiones de color que sedujeron a María Elena y en los prints, en los que se verá la distorsión de la realidad, como líneas que no son rectas. Además, las piezas que componen la colección se dividieron en tres etapas. Una de ellas se denomina ‘Euforia’ y en esta priman los colores rojos, que pasan por el borgoña, el rojo imperial y el vino. Otra es ‘Calma’, donde son protagonistas los rosas y lavandas salpicados con toques de mostaza. Y, por último, en la ‘Plenitud’ se verán azules y verdes especialmente. “Todas estas gamas cromáticas las van a atravesar unos ejes transversales que son el blanco y el negro, que simbolizan la contundencia de mi marca y son mi sello más palpable”, agrega María Elena.

Igualmente, se presentarán bloques de color en combinaciones como rojos con cerezas y rojos con sandías, que marcan toda una apuesta para la diseñadora, quien, tradicionalmente, no ha incluido en sus colecciones explosiones cromáticas tan fuertes, pero que la conquistaron, pues representan la expresión íntima.

La diseñadora compartió bocetos con el equipo de CARAS

Estas variaciones de tonos se combinarán con algunas piezas de vanguardia que se destacan por sus cortes y sus volúmenes, y otros vestidos muy románticos, pero que, siguiendo la esencia de MEV, tienen toques muy frescos. Todo esto se podrá apreciar en un escenario ideal, el Teatro Faenza, uno de los más antiguos de Bogotá, construido a principios del siglo XX, la misma época en que surgió el fauvismo.

Todo el trabajo que ha representado poner en marcha este proyecto, que incluye, además de la creación, la escogencia de la música, la pasarela, entre muchas otras cosas, han acaparado la atención de María Elena en los meses recientes. Sin embargo, durante el último año, la diseñadora también ha estado enfocada en el crecimiento y expansión de su empresa: “Ha habido una evolución, porque en un año empezamos un proceso en el que se ha logrado fortalecer mucho, hemos recorrido un camino en el que hemos reforzado nuestro equipo humano, ha entrado mucho más personal a las diferentes áreas, no solo a nivel administrativo sino de producción, y los espacios y las áreas físicas también se han ampliado. Vamos dando pasos lentos pero firmes, en donde estamos materializando los proyectos para dar el salto internacional”.

Aunque ser gerente y cabeza creativa de su marca no es fácil, María Elena es una de esas mujeres que le apuestan a sus sueños y que, con un objetivo claro en su mente y en su corazón, trabaja con amor y empeño para hacerlos realidad.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien