Personajes videos

Cristina Umaña, “Creo muchísimo en el poder femenino”

La reconocida actriz volvió al país para protagonizar la primera serie de Netflix original colombiana, con la que continuará demostrando su talento frente a las cámaras. De paso compartió detalles de su vida entre México y Colombia, su rol de madre y su visión sobre el papel de la mujer en la construcción comunitaria

Con una generosa sonrisa, Cristina saluda a todos los que se le acercan, y al alejarse de ella, muchos susurran el nombre de Paquita Gallego, el personaje con el que se tatuó en  la memoria de los colombianos hace más de dos décadas.

Pocos como ella tienen el poder de hacer inmortales a los personajes que interpreta en la pantalla, y a pesar de que los años, el talento, los éxitos y la belleza la han llevado muy alto, ella mantiene los pies firmes en la tierra, consciente de que la verdadera felicidad trasciende esos factores, y que es su voz y su mensaje los que tienen el poder de transformar de a poco el mundo.
Hoy Cristina está más linda y radiante que nunca. Los años han sido sus aliados, y la evidente plenitud con la que transita por la vida la hacen agradable para todos quienes la rodean. Con alegría se sienta para hablar con CARAS sobre Distrito salvaje, la primera serie original colombiana de Netflix que ella protagoniza junto a Juan Pablo Raba, y que estará disponible en Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica y el Caribe.

El próximo 19 de octubre podremos conocer esta historia, que sigue a JJ, el personaje de Raba, un excombatiente de las Farc, que tras la firma de la paz llega a Bogotá y se encuentra con difíciles situaciones. En esta trama, Cristina le da vida a Daniela, una fiscal que se enfrenta a las redes de corrupción del país.

“Pienso que como mujer tienes muchas más cosas que decir, aparte de ser guapa y de ser buena a nivel profesional. Hay muchas más cosas en las que te puedes involucrar”

CARAS: ¿Qué más nos puede contar sobre su personaje en Distrito salvaje?
Cristina Umaña: Daniela es una mujer que todo lo ha hecho de una manera correcta. Ella cree en la justicia y en que todos merecemos un país equitativo y justo. Dentro de la serie, ella va a ser la que va a mover las fichas junto con JJ, y está encargada de manejar un caso de corrupción muy fuerte. Ella es una mujer osada, extremadamente ambiciosa, una muy buena profesional, una mujer con temple, una persona buena, pero con un dolor muy grande por dentro. Ella, al igual que JJ, tiene un gran resentimiento, solo que los dos lo manejan de formas diferentes, y ella necesita hacerle justicia a su propio pasado.

CARAS: Esta serie habla sobre el proceso de paz, la reinserción y la corrupción. Son temas que mueven muchas fibras. ¿Cómo se conectó con estas temáticas?
C.U.: Lo que más me conectó con la serie es el tema de la corrupción y es cómo, según mi punto de vista y según lo que se plantea en la serie, esta es la base de todos los cánceres que tenemos en nuestro país, porque ha generado una desigualdad social muy fuerte, y está muy relacionada, en particular en la serie, con el tema de la subversión. El personaje de Juan Pablo es un niño que fue raptado por la guerrilla y que tuvo que, por supervivencia, crecer ahí, ser el mejor, matar. Él viene de un pueblo con muy pocas posibilidades, de una madre campesina que no cuenta con ningún recurso y que cuando llegan los guerrilleros por sus hijos, no tiene más opción que rogarles infructuosamente y aceptar que se los lleven. Y así vamos viendo las historias de muchas personas que, por medio de la desigualdad y de la injusticia social, han tenido que tomar caminos que les han oscurecido el corazón. Es muy interesante reconocer que no hay buenos ni malos, reconocer la humanidad y los límites que tiene cada cual de su moral.

CARAS: Usted regresó de México al país por un tiempo para rodar la serie, en la que vamos a ver muchos espacios de Bogotá…
C.U: Creo que Bogotá, este ‘distrito salvaje’, va a ser gran protagonista de la serie, la ciudad es un personaje más. A mí me encantó ver esas locaciones, sentir la ciudad todo el tiempo me parecía súper emocionante. Además, alrededor de una historia tan actual, que entendemos tanto, que vivimos, que juzgamos, que nos duele. No solo el público exorciza cuando ve las piezas, el actor también lo hace y en Distrito pasa un poco.

CARAS: ¿Cómo ha cambiado su experiencia actoral con plataformas como Netflix?
C.U.: A mí me encanta la transición que está sucediendo con la televisión por varias razones: Hay una globalización de la industria y tu trabajo puede llegar a más de 190 países. Además, las plataformas como Netflix tienen miles de géneros que contar, entonces son mucho más abiertos a los géneros, a las historias, a los personajes. Me encanta porque además ellos abarcan el mundo entero pero desde lo regional, entonces les han dado la posibilidad a los mercados de que se den a conocer, de que cuenten sus historias, su cultura.

Cristina está trabajando en la organización del festival SmartFilms en México, que este año llegará por primera vez a ese país

CARAS: ¿Es por esa ampliación de oportunidades que decide irse a Miami en 2016?
C.U.: Yo ya llevaba un tiempo con ganas de tener otras experiencias de vida, no solo laborales. Luego de quedar embarazada y tener a mi hijo, Baltazar, decidí quedarme en Colombia unos años, pero siempre tenía la inquietud de salir. Soy una gitana, es algo que está en mí. Y Miami era una opción muy interesante, porque era un lugar que me permitía moverme entre Los Ángeles, México, Bogotá y Nueva York. Fue un año interesante porque salió la segunda temporada de Narcos, que es donde yo juego, y tuve que viajar mucho. Miami tiene calidad de vida, pero en el tema de industria, por lo menos la que a mí me interesa, no se mueve mucho.

CARAS: Y entonces se va a México…
C.U.: Muchas veces he vivido y trabajado en México, es como una segunda casa para mí. También coincidió con la propuesta que nos llegó de Smartfilms para abrir el festival en México.

CARAS: ¿Cómo ha sido para su hijo Baltazar esa adaptación?
C.U.: Vamos a ver cómo le va de grande, pero a él desde chiquito le ha tocado ser un gitanito también. Al principio le cuesta llegar a los nuevos lugares, sobre todo al colegio, hacer amigos, pero yo creo que ha desarrollado una capacidad de hacer amigos por supervivencia. Llega y hace amigos en todas partes y es muy querido por ellos. Aunque extraña Colombia y por eso venimos mucho.

CARAS: En sus entrevistas siempre se refiere a él como su gran maestro…
C.U.: Las lecciones que él me da son diarias. Yo creo que los hijos para cualquier padre son maestros, porque te enfrentan todo el tiempo a tus miedos, a tus propias limitaciones, y tienes que aprender a manejarlas y a estar por encima de ellas para poder educarlos de la mejor manera y para no transmitirles esos miedos. A eso me refiero con que él es mi gran maestro. Me ha enseñado a ver el amor de una manera incondicional, ha sido una experiencia muy bonita.

“Yo creo que los hijos para cualquier padre son maestros, porque te enfrentan todo el tiempo a tus miedos, a tus propias limitaciones”

CARAS: Seguramente, como a muchas mamás, le ha costado balancear el tiempo entre el trabajo y su hijo…
C.U.: Sí, a mí eso me generaba un conflicto al principio y me daba miedo alejarme de la casa y no estar con él. De hecho, por eso también dejé un tiempo de trabajar, pero he aprendido a manejar mi tiempo entre proyecto y proyecto, a tener calidad de tiempo con Baltazar, y a estar tranquila sabiendo que para los dos aprender a tener independencia va a ser muy sano. Hemos aprendido que yo estoy 15 o 20 días por fuera, vuelvo a la casa y él se viene 15 o 20 días conmigo, después se devuelve y se queda con el papá. Cuando yo termino mis proyectos, me quedo uno, dos o tres meses en casa, muy dedicada a él, y luego vuelvo a salir a trabajar. La tecnología ayuda mucho también. Lo tengo muy cuadrado todo, y eso le ha generado a él la seguridad de que todo está bien.

CARAS: Usted tiene un grupo de amigas, entre ellas Marcela Mar, Juana Acosta y Angie Cepeda, que reúne a mujeres muy inspiradoras, incluyéndola, porque han trascendido los estereotipos de belleza y están involucradas en proyectos culturales muy importantes. ¿Siente que la sociedad está reconociendo más eso?
C.U.: Sí, porque nosotras lo estamos reconociendo. Creo que es un asunto de sentir que somos capaces de hacer lo que queramos hacer. Yo siempre he creído en el equilibrio, pero siento que cuando quieres hacer algo, seas hombre o mujer, lo puedes hacer, no hay límites, y creo que ese ha sido el ejemplo de nosotras. Somos un grupo de amigas que nos hemos apoyado mucho, nos damos mucha fuerza, nos acompañamos, nos aconsejamos y creo que eso es muy femenino y es algo que la mujer no puede perder. Creo que como mujer tienes muchas más cosas que decir, aparte de ser guapa y de ser buena a nivel profesional. Hay muchas más cosas en las que te puedes involucrar. Yo creo mucho en el poder masculino, pero en el poder femenino creo muchísimo. Las mujeres sacamos adelante las cosas y lo hacemos desde la intuición y desde el amor.

CARAS: Hay que ir más allá de los estereotipos y hacer propuestas innovadoras…
C.U.: Sí, pienso que tenemos que ir un poco más allá de los esquemas sociales a los que nos someten a las mujeres, porque son muy duros, como el tema de estar perfectas, de no poder envejecer, de una cantidad de cosas que para los hombres no son una presión tan fuerte, pero para la mujer lo son y los seguimos fomentando y alimentando nosotras mismas. Delicioso uno estar divino, por qué no, pero que la vida no se nos vaya solo en eso, sino en la posibilidad de hacer lo que queramos hacer, que no tenga nada que ver con la belleza y a veces ni siquiera con el potencial profesional, sino en la manera de trascender en comunidad. Eso es lo que creo y es la visión que tengo. Siempre trato de involucrarme en proyectos paralelos a mi carrera que tengan un bien social común, ya sea cultural, educativo. Lo hice con Barcú, lo hago ahora con Smartfilms, y es cómo desde mi lugar puedo aportar para lograr un bien común, para darle posibilidades a la
gente de que muestre y exponga su potencial, porque creo que la educación y la cultura generan país y paz.

En ‘Distrito SALVAJE’, Cristina comparte el protagonismo con Juan Pablo Raba. La serie se estrena el 19 de octubre

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

close-link
error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien