Estilo

Jorge Duque, “Nos estamos tribalizando de nuevo”

En una agradable tertulia donde habló de lo divino y lo humano, el diseñador manizaleño le contó a CARAS lo que está preparando para la pasarela de apertura de BCapital, la feria de moda más vanguardista del país

Pocos diseñadores colombianos tienen el poder de revivir la capacidad de asombro que se pierde con la llegada de la edad adulta. Jorge Duque es uno de ellos. A través de sus pasarelas y colecciones, este talentoso modisto recuerda que la moda también nos permite regresar a mejores épocas, o anticiparnos a las que están por venir.

Fisioterapeuta de profesión, y diseñador por avatares del destino, Jorge ganó amplio reconocimiento en Colombia y América Latina en 2010, cuando se convirtió en el ganador de la primera temporada del programa Project Runway en su edición hispana, que se transmitió por Fashion TV. Allí probó sus habilidades en la elaboración de prendas con materiales poco comunes, y con la paciencia que lo destaca superó a competidores de todo el continente, aun bajo el estrés de estos formatos televisivos.

Hoy el diseñador hace memoria, y recuerda que cuando era niño le gustaba mucho curiosear en el armario de su mamá: “Ahí descubría prendas de Nina Ricci, Óscar de la Renta y Claude Montana que ella guardaba y atesoraba”. Ese sentimiento de nostalgia construyó las primeras memorias de Duque sobre su relación con la moda.

Jorge, el menor de cuatro hermanos, es muy cercano a su madre, Eneida Vélez, y es posible que esa relación le haya ayudado a desarrollar la habilidad de viajar por el tiempo a través del vestido. Ella es una paisa vanidosa y muy femenina, que siempre estaba impecable y perfecta, luciendo ropas que les compraba a amigas que habían viajado a Europa y hacían reuniones en sus casas en Medellín para venderlas.

Además de ser su esposo, el fotógrafo Santiago Escobar es el encargado de aterrizar la mente creativa y soñadora del diseñador

Eneida no fue la única que acercó a Jorge a la moda. Siendo muy joven, y cuando aún estudiaba fisioterapia, conoció al fotógrafo Santiago Escobar, y fue él quien le dio el empujón final hacia el diseño. Compañeros de vida desde hace más de 20 años, Jorge y Santiago son mucho más que socios y esposos. El fotógrafo es quien aterriza la mente creativa y soñadora de Duque, además de ser su principal admirador.

Para Jorge, el secreto para lograr esta simbiosis emocional, creativa y financiera está en  “darle valor a lo que el otro hace. Santiago y yo no tenemos roles, tenemos funciones definidas, pero aquí ambos hacemos un poco de todo, Santiago es el gerente y yo el director creativo, pero cualquier día me despierto y el está barriendo el taller y viceversa”.

Hilos que cuentan historias

Duque siempre está en constante renovación, y se ha convertido en una figura necesaria en la industria nacional, no solo por su talento como diseñador, sino además su habilidad como contador de historias.

Y esta capacidad para ver el diseño, no tanto como la fabricación de prendas, sino como una manifestación e interpretación del ego a través de nuestras realidades, ha formado en el diseñador un ADN único y presente en cada una de sus propuestas. “No existe un vademécum de cómo crear un ADN, pero hay que tener muy claro quién eres y hacer líneas divisorias. Uno puede acercarse a modelos estéticos pero no usurparlos, tengo que ser muy honesto con qué puedo hacer y qué no puedo hacer”, dice Jorge.

Desde su primera colección, Duque aborda temas de actualidad, y a través de fibras, colores y texturas, relata su visión sobre estos. En algunas oportunidades deja una sensación de incomodidad, en otras conmueve a quien entre en contacto con ella.

Lo que presentará en BCapital, feria que irá del 17 al 19 de octubre en el Teatro Faenza, entre otros escenarios, no será la excepción. En esta oportunidad, el diseñador buscará transportar al público a un viaje que ha bautizado como ‘Mistura’: “Una colección nace de una emocionalidad, pero el punto donde termina es muy diferente. Quiero mezclar mil elementos como una mistura, como un mise and place, pero aún no sé a qué sabrá el resultado”.

“Una colección nace de una emocionalidad, pero el punto donde termina es muy diferente”

El proceso creativo de Mistura ha sido orgánico y fruto de la observación. Las nuevas migraciones, la tribalización moderna, el fracking y la violencia son temas que se verán narrados a través de sedas, cueros, PVC, cristales, lanas y una paleta de color compuesta por rojos, azules y amarillos sólidos.

“Siento que nos estamos tribalizando de nuevo. Nunca imaginé que iba a pasar, yo pensé que con el cambio de siglo íbamos a ser más homogéneos, y ahora estamos más divididos que nunca como seres humanos”, explica el diseñador. “En un año o dos veremos las mezclas de hijos resultado de las nuevas migraciones que estamos viendo. Somos testigos de un sembradío nuevo”.

Si bien Jorge usa sus diseños para expresar su opinión sobre diferentes hechos, al diseñador no le tiembla la voz para expresarse sobre el panorama de la moda en el país, ante la cual se define como un individuo optimista pero, a la vez, como un profesional pesimista: “Somos una industria ignorante en términos de sofisticación, y tenemos el peor ingrediente para una empresa creativa, el temor.

Sentimos temor al fracaso, a que nos tachen, a que pasemos de moda, a no tener cómo pagar las cuentas”, afirma. “Pero no nos damos cuenta de que tener un negocio de moda no es tener ropa flotando en una tienda. La moda ya no es eso. La moda quiere expresar”.

Jorge en su taller. Ph. cortesía Gustavo Perdomo

 

Escrito por: Adriana Convers Fotos Jose Veira  Asistente de fotografía Daniela Palomá  Producción Daniela Corzo  Asistente de producción Daniela Sandoval Video y edición: goteam.media

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien