Realeza

La princesa de Japón, Ayako, se casa y renuncia a su estatus real

Bajo un cielo azul nítido, alrededor de mil personas se presentaron en el santuario Meiji en Tokio para ver a la princesa japonesa Ayako y a su novio Kei Moriya casarse. Cuando la sonriente pareja entró en el santuario, la multitud gritó sus felicitaciones con la palabra japonesa “Banzai”, que significa un deseo auspicioso de larga vida. Los familiares y amigos cercanos dieron la bienvenida a los novios cuando se dirigían al salón de la ceremonia.

La princesa Ayako estaba vestida con un kimono uchiki de color amarillo claro bordado con flores rosas y hojas verdes y un hakama de color morado oscuro: pantalones con pliegues anchos en las piernas que caen hasta los tobillos. También llevaba un abanico hecho de ciprés japonés, llamado hiougi.

La princesa japonesa Ayako, vestida con un traje ceremonial tradicional, y el empresario japonés Kei Moriya, llegan al Santuario Meiji para su ceremonia de boda en Tokio, el 29 de octubre de 2018.

Moriya llevaba un abrigo negro de estilo occidental, pantalones a rayas grises y un sombrero de seda que pertenecía al difunto padre de Ayako, el Príncipe Takamodo. El kimono de Ayako es similar en estilo y diseño al usado por su hermana la princesa Noriko cuando se casó con Kunimaro Senge en 2014. La princesa Ayako, de 28 años, es la hija menor de la princesa Hisako y el difunto príncipe Takamodo, primo del emperador Akihito.

De acuerdo con la ley imperial de Japón, los miembros femeninos de la familia real renuncian a sus títulos, estatus y subsidio si deciden casarse con alguien que no tiene vínculos familiares reales o aristocráticos. La misma regla no se aplica a los miembros masculinos de la familia real. Al casarse con Moriya, un empleado de la compañía naviera Nippon Yusen KK, de 32 años, la princesa renunciará a su estatus real y cobrará al gobierno japonés una suma global de $ 950,000 por renunciar a su título.

Los recién casados, la princesa Ayako y Kei Moriya, hablan con los reporteros después de su ceremonia de matrimonio en el santuario Meiji en Tokio, el 29 de octubre de 2018.

Antes de que comenzara la ceremonia, Ayako cambió su kimono por una túnica de estilo sintoísta más formal. Llevaba un kouchiki rojo, una “pequeña capa” con mangas largas y anchas, y una larga falda marrón dividida llamada naga-bakama. La ceremonia en sí fue un asunto privado, al que asistieron solo familiares cercanos.

A diferencia del Reino Unido, donde la reina Isabel aprobó cambios en la línea real de sucesión y otorgó los mismos derechos a los hijos e hijas de los monarcas británicos para heredar el trono, los funcionarios en Japón han descartado un movimiento similar.

El Emperador Akihito y la Emperatriz Michiko asisten al matrimonio de la Princesa Ayako, la tercera hija del difunto Príncipe Takamado, primo del Emperador, en el Palacio Imperial de Tokio el 26 de octubre de 2018.

Imágenes: AFP

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien