Belleza

Valeria Morales, nuestra carta en Tailandia

La Señorita Colombia 2018 ya prepara maletas para Miss Universo. A pocos días de viajar, le contó a CARAS sus expectativas ante este concurso

Su corta edad no le impide definirse como una mujer que sueña en grande. A lo largo de sus 20 años de vida, Valeria Morales, Señorita Colombia 2018, asegura que ha logrado salir adelante, a pesar de los obstáculos que le ha puesto la vida, y que estos la han convertido en la mujer luchadora y empoderada que es hoy.

Cuando falta poco menos de dos meses para que Valeria represente al país en Miss Universo, certamen que este año se llevará a cabo en Tailandia el próximo 16 de diciembre, ella intensifica su preparación. Asegura que la premura no será un impedimento para desempeñar un buen papel: “Trabajo día y noche para hacerlo de la mejor manera. No creo que el poco tiempo sea una desventaja; por el contrario, lo estoy usando para sacar lo mejor de mí y demostrarles a todos que ser reina no es solo prepararse un año, sino dar lo mejor de uno y sacar todo el amor y el compromiso”. CARAS conversó con la Señorita Colombia para conocer sus expectativas ante la participación en este concurso.

CARAS: ¿Qué significa para usted ser Señorita Colombia?
Valeria Morales: Es un sueño hecho realidad, porque no es solo representar al país, sino a cada mujer luchadora, emprendedora, que saca a su familia adelante sin importar los obstáculos. Es representar a todo un país, a mi tierra, mi cultura, mis raíces, a la alegría de los colombianos.

CARAS: ¿Alguna vez se imaginó que sería  reina de Colombia?
V.M.: Claro que sí. De chiquita en Halloween solía disfrazarme de reina, tengo una foto con corona y todo. Luego fui creciendo y vi cómo el reinado usa su imagen para ayudar, no es solo una fachada como alguna gente lo califica. Conocer más allá lo que implica un reinado es ser conscientes de su labor social, entender lo que puede hacer una reina, ayudar a los necesitados, que pueden ser niños, adultos mayores, gente sin techo donde vivir. Eso también es ser señorita Colombia.

CARAS: ¿Con cuánta anterioridad se preparó para el certamen?
V.M: Es un sueño que empecé a cultivar hace tres años, cuando inicié mi carrera en el modelaje. En ese momento ya estaba segura de lo que quería, porque siempre sueño en grande, y el reinado era una meta muy alta. Entonces con el modelaje, y las puertas que me fue abriendo, empecé a foguearme. Creo que el reinado te hace crecer personal y profesionalmente, y eso lo estoy aprovechando ahora.

CARAS: ¿Cuál cree que es la importancia de los certámenes de belleza en la actualidad en el mundo?
V.M: Cuando llegas a conocer la misión que tiene el Concurso Nacional de Belleza, te asombras. El reinado no es solo la belleza física sino integral, te ayuda a colaborar, a ayudar a quienes lo necesitan, a transmitir a un mensaje de importancia, porque somos escuchadas. Por eso debemos usar nuestro título para alzar la voz por aquellos que no pueden.

CARAS: ¿Cree que estos eventos han cambiado en los últimos tiempos?
V.M.: La gente tiene la percepción de que el reinado ha venido cayendo, pero creo que no es así. Cuando uno se entera de cómo está en realidad y en qué niveles ayuda, te llenas de amor, de compromiso con el país. Yo creo que la misión más linda que tiene el reinado no es ir a los eventos y mostrar la cara bonita, es hacer acciones que marquen los corazones de las personas. Eso es lo que te marca a ti, las acciones que puedas dejar en los demás.

CARAS: ¿Qué siente al pensar que representará la belleza de la mujer colombiana, tan reconocida a nivel mundial?
V.M.: Es un gran compromiso. Las últimas reinas han representado a Colombia de una manera increíble, cada una con sus características diferentes, lo que muestra que somos un país de gran diversidad de belleza, de
diversidad cultural.

CARAS: ¿Cuáles son sus expectativas de cara a Miss Universo en Tailandia?
V.M.: Siento que será una experiencia muy diferente a la del concurso de Medellín, porque es representar a Colombia frente al mundo, y que en los últimos años nos haya ido tan bien, que genera una gran responsabilidad como persona y como profesional. Quiero dejar el nombre de Colombia en alto.

CARAS: ¿Cómo se está preparando?
V.M.: Es una preparación física e integral, porque te tienes que llenar de amor y compromiso por lo que haces, para así demostrarles a los demás quién eres en realidad, mostrar tu esencia, porque no puedes dejar que esto te cambie. Lo más lindo de todo esto es mostrar la esencia de la mujer colombiana, y que cada una tiene algo diferente para aportar. Quiero demostrar que puedo ser diferente a todas las que han ido, pero igual hacer un muy buen papel.

CARAS: Laura González, la actual virreina universal, ¿le dio algún consejo?
V.M.: Laura es una mujer de admirar, porque es hermosa por dentro y por fuera. Me dijo que confiara en mí misma, que siempre fuera yo, que no permitiera que nada ni nadie cambiara mi forma de pensar, porque eso es lo que nos hace únicas. Hay que mantener la esencia, no perderla ante las dificultades o las críticas o lo que diga la gente. Ante todo hay que demostrar lo que eres y de lo que estás hecha.

CARAS: ¿Cómo manejar las críticas, que las reinas reciben por montones?
V.M.: Sí, llegan bastante críticas, pero yo creo que son más las constructivas que las destructivas. Las negativas las tomo y las convierto en constructivas, porque claro que hay cosas que puedes mejorar, pero no deben hacértelas saber tan drásticamente, porque a veces la gente no te conoce.

CARAS: ¿Qué conoce de sus rivales? ¿Cuál es la más fuerte?
V.M: Como lo hice en Señorita Colombia, estoy dispuesta a conocerlas a todas. Todavía no puedo decir cuál será la más fuerte porque estoy enfocada en mi preparación, en lo que yo puedo dar y en sacar lo mejor de mí. Creo que lo mejor que se puede hacer en la concentración es llevarse algo lindo de cada una y hacer algo especial con eso, que es lo más lindo que te puede quedar como persona.

CARAS: ¿Cómo cree que será recordada?
V.M.: Como una mujer auténtica y perseverante, que ante cualquier dificultad no ha dejado que su esencia cambie, y eso es lo más lindo de una persona. El corazón, los valores y los principios que te enseñan en casa, eso te hace grande, te hace una mejor persona.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien