Sin categoria

Esteban Cortázar, el ‘Wonder boy’ siempre vuelve a casa

Se puede considerar a Esteban Cortázar como un andariego del estilo. Desde niño, el diseñador viajó alrededor del mundo debido a las ocupaciones de sus padres, lo que le ayudó a crecer con una visión global de la moda, pero sin olvidar sus raíces caribes. Esta sinergia creativa lo llevó a mudarse a París en el 2007 para tomar las riendas de la casa francesa
Emanuel Ungaro.

Fue una experiencia que terminó de formar su visión profesional y que lo impulsó a crear su propia marca, en 2012. Gracias a esto, el pasado 12 de diciembre regresó a Colombia para presentar una nueva colaboración con Seven Seven, esta vez inspirada en Cartagena e Ibiza.

CARAS: ¿Cómo influyeron sus padres y sus oficios en su trabajo?
Esteban Cortázar: Desde muy chiquito mis padres fueron una gran influencia en mi trabajo, en mi vida y en mi carrera artística, porque crecí en un ambiente muy bohemio y creativo. El arte de mi papá me ha inspirado mucho, siempre he querido hacer cosas con él que tengan que ver con mis colecciones. De hecho, hemos creado instalaciones juntos. Mi mamá también ha incidido enormemente en mi inspiración, porque me ha empujado a ser quien soy y a expresarme en la manera en la que quiero hacerlo. Con mi abuelita pasa lo mismo, creo que han sido el centro de
mis estímulos.

CARAS: ¿Qué le aportó a su visión profesional el hecho de ser diseñador desde tan temprana edad y haber sido el más joven de la New York Fashion Week?
E.C.: Comencé mi carrera cuando tenía 16 años, y ahora tengo 34… Ha sido una aventura increíble, y creo que lo que aprendí de muchos de mis errores al principio de mi carrera, lo estoy implementando hoy en día, en lo que es la marca Esteban Cortázar. Tengo la suerte de haber comenzado temprano para saber qué hacer y qué no hacer.

CARAS: Usted ha sido un trotamundos desde pequeño. Si tuviera que asociar ciudades con aprendizajes y facetas profesionales, ¿qué diría de Bogotá?
E.C.: Mi niñez… Bogotá es la ciudad donde nació mucho de mi ser, porque aquí crecí hasta que tenía más o menos 11 años. Estuve muchos años en Misi, que acaba de fallecer, formé parte de su elenco y por eso, antes de irme a Estados Unidos, quería ser un actor, bailarín y cantante. Es parte fundamental de mi historia.

CARAS: ¿Miami?
E.C.: También fue parte de mi niñez y mi adolescencia, pero principalmente fue donde todo despertó para mí en cuanto a la moda. Allí me di cuenta de muchas cosas sobre lo que sentía creativamente y lo que soñaba expresar. Fue donde me enamoré de la industria.

Esteban asegura
que sus colecciones están inspiradas en los lugares que visita con más frecuencia, pues de ahí sale algo auténtico, directo del corazón

CARAS: ¿Y París?
E.C.: Esa ciudad ha sido el lugar donde más he podido crecer como artista y como persona, llevó allá diez años en los que he vivido gran parte siendo un adulto. Fue donde pude subir el nivel de mi trabajo y entender adónde quiero llegar en todos los sentidos. Ya es mi casa.

CARAS: Recientemente Beyoncé lució uno de sus diseños…
E.C.: Ella fue una de las primeras figuras que vestí cuando comencé, tenía 17 años, y fue increíble poder hacerlo ahora otra vez para algo tan importante como el concierto en homenaje póstumo de los 100 años del nacimiento de Nelson Mandela en Sudáfrica. Trabajé en ese vestido más o menos un mes, ha sido de mis mejores experiencias, estoy muy orgulloso y me siento súper privilegiado de haber tenido esa oportunidad. De verdad fue una gran labor, no dormimos para hacerlo, pero lo logramos.

CARAS: Pero también ha vestido a personajes polémicos, como Melania Trump…
E.C.: La primera dama de Estados Unidos, que es una mujer muy bella, compró uno de mis vestidos en una tienda de Nueva York y se lo puso, no fui yo quien se lo mandé. Lo vi y quedé un poco en shock porque no soy muy fan de Trump, ni de su organización, pero sí soy fan de mujeres bellas que se ponen mis vestidos, y ella es una de esas… Es una cosa que no tiene nada que ver con política, entonces estaba feliz de verla en mi vestido, pero sin mezclar las cosas.

CARAS: ¿Cómo está presente Colombia en tus colecciones actuales?
E.C.: Esta colaboración, Esteban Cortázar x Seven Seven, es importante porque hace mucho tiempo quiero traer más la marca a Colombia y posicionarla. Para mí esto ha sido cumplir esa meta, y darles a los colombianos la oportunidad de obtener algo de la firma sin pensar que estoy tan lejos, en París o en Estados Unidos, que no lo pueden adquirir. Es una colección muy personal, que refleja lugares que forman gran parte de mi vida, Cartagena e Ibiza, donde más disfruto ir cuando tengo tiempo. Estoy feliz de haber podido hacerlo.

CARAS: Habiendo vestido a tantas mujeres tan icónicas, ¿quién le falta?
E.C.: A Jennifer López, nunca la he vestido y es uno de mis sueños. He vestido a Rihanna, Lady Gaga, Beyoncé, pero me falta ella.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien