Viajes

Eternamente Cartagena

La mística que encierra La Heroica, junto a otra gran cantidad de atractivos que la han ido completando, hacen que siempre haya una razón para volver a visitar el Corralito de piedra

Ciudad Amurallada

Foto istock

Buena parte de la magia de Cartagena está protegida dentro sus murallas. Sus calles coloniales, llenas de casas de vivos colores donde historia y modernidad conviven. Muchas de esas casas se han convertido en museos, restaurantes, bares y locales comerciales que le dan vida a esta parte de la ciudad. La construcción de las murallas, que gracias a sus 11 kilómetros de longitud son consideradas el conjunto de fortificaciones más completo de Sudamérica, tomó cerca de doscientos años y se terminó en 1796, con la idea de proteger la ciudad de ataques de piratas. Uno de los atractivos, sin duda, es situarse sobre ellas, o en alguno de los miradores, y ver el atardecer sobre el mar. En su interior se encuentran sitios imperdibles, como el Teatro Heredia, el Palacio de la Inquisición, las plazas de Santo Domingo y San Pedro Claver, el Parque Centenario y la iglesia Santo Toribio, entre muchos otros.

Castillo de San Felipe

Foto istock

Su construcción comenzó en 1536 con el nombre de Castillo de San Lázaro, por estar ubicado en una colina que llevaba ese nombre. En 1657 terminó su última ampliación, y desde entonces es conocido como Castillo de San Felipe de Barajas. Fue una importante fortificación militar española en tiempos de la Colonia, desde la cual se coordinaban y repelían los constantes intentos de invasión que sufría la ciudad. Gracias a su diseño de formas geométricas y a su imponencia, es considerado una de las más grandes obras construidas por los españoles en América. Hace parte, al igual que el centro histórico de la ciudad y las murallas, de la lista de Patrimonio Histórico de la Humanidad de la Unesco desde 1984.

Actualmente es uno de los lugares más visitados por los turistas, y se ha convertido además en una apetecida locación para eventos, reuniones sociales, fiestas y celebraciones, en especial en
las noches, pues el paisaje que se admira desde su cima es inolvidable.

Torre del Reloj

Foto istock

En tiempos de la Colonia era la única puerta a la ciudad de Cartagena propiamente dicha, pues se constituía en el ingreso oficial a las murallas. En un principio se le llamó ‘Boca del puente’, y cada uno de sus espacios tenía un fin: por ejemplo, sus arcos laterales eran usados como capilla y cuarto de armamento. Inicialmente tenía una sola puerta, y en 1704 se convirtieron en las tres que se conocen actualmente, que permanecen abiertas, aunque en ese momento solo servía la central. Una visita tiene que incluir una foto en este lugar, el cual muchos consideran el punto ideal para iniciar el recorrido por la ciudad amurallada. Al frente, fuera de las murallas, se ubica el Centro de convenciones, donde se realizan importantes congresos, encuentros y conferencias.

Islas del Rosario

Foto istock

una hora de La Heroica se encuentra este archipiélago, compuesto por unas 28 islas, que conforman el Parque Nacional Natural Islas Corales del Rosario y San Bernardo. Como su nombre lo dice, uno de los principales motivos para visitarlas son los corales, por lo que suelen ser el destino predilecto de los amantes del buceo, pero en su interior también se puede disfrutar de manglares y humedales, que son el hábitat de peces multicolores, crustáceos de diferentes clases y varias especies marinas, como moluscos, erizos y estrellas de mar, además de diversas aves. Sus playas también son muy famosas, gracias a sus arenas blancas y sus tranquilas aguas cristalinas. Estando allí se puede visitar el acuario, que tiene como gran atractivo un show de delfines que disfrutan los niños. También ofrecen clases de buceo y snorkeling para quienes desean deleitarse de la magia que guardan sus aguas profundas.

Conrad Cartagena

Foto cortesía Conrad

El primer resort de lujo del país no podía estar ubicado en otra ciudad. Abrió sus puertas hace poco más de tres meses, y por la experiencia que se llevan quienes se alojan allí, se ha definido como ‘un destino dentro del destino’. Y su propuesta lo tiene todo: cuatro piscinas, club de niños, siete restaurantes y bares, spa y un campo de golf TPC (Tournament Players Club, operado por la PGA) diseñado por el famoso golfista Jack Nicklaus. El resort cuenta con 268 habitaciones, 31 de ellas suites, con vista al mar y al campo de golf. Además de sus instalaciones, lo otro que sorprende del Conrad es el servicio y la atención a cada detalle, que lo diferencia de otros hoteles de La Heroica. 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien