Personajes

Ana María Orozco “Betty fue de avanzada en su momento”

La querida actriz colombiana vuelve a meterse en la piel de Beatriz Pinzón Solano para participar en la versión teatral de ‘Betty la fea’. CARAS conversó con ella acerca de esta experiencia y sobre su vida en Argentina

Han pasado más de 17 años desde que se emitió el último capítulo de Yo soy Betty, la fea, pero el cariño de los seguidores de la telenovela por los personajes que hicieron parte de esta historia sigue intacto. A pesar de que se lo recuerdan cada día, Ana María Orozco aún se emociona al escuchar los testimonios de quienes sintieron sus vidas marcadas por su entrañable personaje de Beatriz Pinzón Solano.

Durante todo ese tiempo muchas cosas han sucedido en su vida. Hace más de una década está radicada en Argentina, donde nacieron sus dos hijas, y aunque ellas son su prioridad, no ha dejado de actuar. Entre otras, ha participado en producciones como Amas de casa desesperadas, Mujeres asesinas (versiones argentina y colombiana), en la comedia Los únicos, en Somos familia y en una película que retrata la vida de la activista brasileña Maria da Penha. Más recientemente, grabó El regreso de Lucas, una serie coproducida entre Argentina y Perú. También participó en la serie colombiana No olvidarás mi nombre, que empató con la primera temporada de Betty la fea en teatro, y el año pasado rodó Simona, una comedia juvenil y familiar argentina.

Con atención, Ana María Orozco observa todo lo que sucede a su alrededor y sonríe amablemente a quienes se le acercan. Parece ajena a la fama que la envuelve, y conserva el don invaluable de sorprenderse y agradecer los pequeños y maravillosos detalles de la vida.

En este momento se alista para pasar un tiempo en Colombia, participando en la segunda temporada de la obra de teatro Betty la fea, que se estrena este 25 de enero en el Teatro Cafam de Bellas Artes. Aprovechamos esta visita para hablar con ella sobre su vida en Argentina y sus más recientes proyectos.

Fotos Jose Veira  Asistente de fotografía Daniela Palomá  Producción y styling Daniela Corzo  Asistente de producción y styling Daniela Sandoval   Maquillaje y peinado George Romero  Locación Casa Hermana @casahermanarestaurante

Durante los últimos años, la actriz ha estudiado varias terapias alternativas, como medicina china y astrología, que le han servido para conocerse a sí misma y crecer

CARAS: Regresemos a 2017, cuando hizo la primera temporada de la obra. ¿Qué sintió al meterse en la piel de Betty otra vez después de tantos años?

Ana María Orozco: La verdad es que nunca me imaginé interpretar otra vez a Betty. Cuando Naty (Natalia Ramírez) nos convocó a todos y me hizo la propuesta, me sorprendió muchísimo, pero dije ‘bueno, por qué no, ya ha pasado tanto tiempo’, y me pareció muy bonito. La cosa era cuadrar los tiempos de todos, porque cada uno tiene sus proyectos. Al final se logró mágicamente: coincidió con que yo estaba acá para No olvidarás mi nombre. Se dieron las cosas y fue hermoso. Apenas empezamos la primera lectura y entramos en el papel, sentimos que todo estaba ahí muy fresco, como si no hubiera pasado el tiempo.

CARAS: ¿Qué pasa cuando se reúne todo el elenco en escena?

A.M.O.: Es una mezcla de muchas emociones, porque Betty no fue cualquier trabajo, fue algo que realmente marcó nuestra vida, nuestra carrera, y todo lo vivimos juntos, fue un fenómeno que compartimos. Eso nos une muchísimo. Además, todos nos queremos mucho, somos como una familia, hay un cariño entrañable, así que encontrarnos fue una fiesta.

CARAS:  Y el recibimiento del público ha sido impresionante…

A.M.O.: Sí. En esa primera función que hicimos, estábamos por salir a escena, apareció el primer personaje y esto fue la locura, ovación, aplausos, y todos estábamos con los ojos encharcados.

CARAS: ¿En qué momento deciden hacer segunda temporada?

A.M.O.: A petición del público (risas). Es que mucha gente se quedó sin ir, porque se agotaban las boletas. Logramos que se volviera a dar todo y no sabemos si eso vuelva a pasar. Por ahora, es un evento único.

Foto Cortesía

La primera temporada de ‘betty la fea teatro’ se realizó en 2017, con la mayoría de su reparto original. Atrajo cerca de 40.000 espectadores. Este año, las funciones empiezan el 25 de enero en el Teatro Cafam de Bellas Artes

CARAS: Para los que se perdieron la primera temporada, ¿qué les puede adelantar de la trama de la obra?

A.M.O.: Este es el capítulo de Betty que no se vio, tiene mucha comedia de situación; por supuesto, cada personaje tiene su momento, también está la historia de Betty y Armando, pero todo con muchísimo humor y tiene unos toques musicales especiales que le dan eso mismo que tuvo la novela en su momento, ese mundo surreal de Betty, sus sueños. Esta vez hay un actor nuevo que reemplaza a Luciano D’Alessandro, que en la primera temporada interpretó a un nuevo personaje que entra a Ecomoda, un italiano inversionista que viene un poco a salvar la empresa de la quiebra. Manuel José Chávez hará ese papel esta vez.

CARAS: En los últimos años ha tenido la oportunidad de trabajar en varias producciones argentinas. ¿Cómo compara el trabajo en ese país con el de Colombia?

A.M.O.: Es raro comparar, yo creo que eso va de acuerdo con la idiosincrasia de cada país. En realidad, la diferencia grande es el sindicato que hay en Argentina y lo protegidos que están los actores. Yo creo que aquí en Colombia se hacen grandes producciones, que además allá son muy bien recibidas. Hay una gran empatía entre los dos países.

CARAS: En Colombia hemos seguido muy de cerca el movimiento en contra del acoso y el abuso sexual ‘Mirá cómo nos ponemos’, que lidera el Colectivo de Actrices Argentinas. ¿Cómo lo ha percibido usted?

A.M.O.: Yo me acuerdo que de chiquita vi La noche de los lápices, fue la primera película argentina que vi y me impactó mucho, porque  los argentinos son personas que salen a pelear y a luchar y a denunciar. Allá hay una cultura de defender lo público, hay una lucha social importante, hay conciencia, espacio y escucha. Ahora, que haya las transformaciones que tiene que haber, va a costar. Yo tengo grandes amigas argentinas, son mujeres fuertes, muy aguerridas, que luchan y se plantan por lo que quieren, y este movimiento ha tomado mucha fuerza también con lo del aborto legal y con algunas denuncias de acoso. El colectivo se llama ‘Actrices Argentinas’, y para mí, por más que he trabajado allá y que les tengo un respeto enorme, me es difícil opinar. Yo con eso soy muy prudente, yo observo, apoyo, por supuesto, tengo grandes amigas que están ahí y me parece importantísimo lo que está pasando, estamos ante un cambio que va a tomar su tiempo porque hay mucha oposición.

CARAS: Este movimiento es histórico…

A.M.O.: Ha habido un cambio muy importante y tiene que ser así. Lo que pasa es que son tantas generaciones que tiene que haber un cambio hasta en el ADN. Yo pienso que, más allá del género, tiene que ver con una cosa filosófica también, del ser humano. Hay que abrirse camino. Yo creo que los hombres mismos no saben cómo reaccionar a esto, las mujeres están en la búsqueda y creo que sí es necesario poner un límite muy claro, contundente, que parece demasiado fuerte, pero creo que después eso va a irse decantando y se va a encontrar un equilibrio. Pero es un paso importantísimo.

Fotos Jose Veira  Asistente de fotografía Daniela Palomá  Producción y styling Daniela Corzo  Asistente de producción y styling Daniela Sandoval   Maquillaje y peinado George Romero  Locación Casa Hermana @casahermanarestaurante

“Mi prioridad es la maternidad, las hijas, la familia. Combinar la maternidad y la profesión, como les pasa a tantas mujeres, no es fácil”

CARAS: Si uno lo piensa, Betty hoy tiene una gran vigencia porque de alguna manera trata este tipo de temas…

A.M.O.: Nosotros pensamos que Betty fue de avanzada en su momento porque hablaba mucho de eso: el acoso, el hombre mujeriego, el bullying, la discriminación, la homofobia. De verdad se tocaron temas muy importantes y yo creo que por eso Betty es un clásico y es atemporal. A través del humor va quedando un mensaje importante.

CARAS: Usted tiene dos hijas, una de 14 años y una de nueve. ¿Cómo tratar este asunto en casa?

A.M.O.: Por un lado, pienso que es bueno que les está tocando este momento, que no van a tener que lidiar con cosas que nos tocaron a nosotras, con cosas que naturalizamos. A mí me tocó, chiquita, yendo al colegio, lidiar con el acoso callejero, que era bastante subido de tono. Yo tenía 14 años, iba con mi faldita al colegio y me decían cualquier cosa por la calle. Me acuerdo de salir a la parada del bus y de encorvarme para que no me vieran. Uno crece con miedo y a la vez lo naturaliza, pero en realidad no es correcto y el mismo hombre tiene que cambiar su conciencia, la mamá que cría a ese hombre también, es un cambio de mentalidad y de paradigma muy grande. Hoy pienso ‘qué bueno que mis hijas no tengan que pasar por eso’. Ahora, obviamente es delicado, hay que encontrar equilibrio. Mi hija adolescente se está criando en Argentina, va a una escuela pública excelente, ella entiende lo que está pasando y lo vive con pasión y se apropia de esto. Me encanta la conciencia con la que está creciendo, pero también, como todo, es delicado y para su edad tiene que interpretarlo de la manera correcta, eso va a tomar tiempo.

CARAS: La ventaja es que ya se puede hablar al respecto…

A.M.O.: Sí. Ahora también hay mucha polémica, porque la gente dice ‘¿por qué las mujeres hablan 20 años después del acoso y de lo que les ha pasado?’, realmente es difícil. Yo creo que todas las mujeres hemos sufrido algún tipo de acoso. Yo misma lo viví… No viene al caso contarlo, nada grave. Yo tendría como 19 años, en un ámbito laboral, y uno nunca se imaginaba ir a decirlo. No voy a salir a hacerlo ahora, pero eso va en cada mujer y de acuerdo con lo que les haya pasado, y me parecen muy valientes, es muy difícil hablar y exponerlo. Yo creo que realmente hay que valorar ese esfuerzo.

Fotos Jose Veira  Asistente de fotografía Daniela Palomá  Producción y styling Daniela Corzo  Asistente de producción y styling Daniela Sandoval   Maquillaje y peinado George Romero  Locación Casa Hermana @casahermanarestaurante

Otra de las pasiones de Ana María es el dibujo. Asegura que siempre tiene a mano un cuaderno y un lápiz

CARAS: A propósito de sus hijas, ¿cómo se organiza con ellas en estos viajes?

A.M.O.: La verdad, mi prioridad sí es la maternidad, las hijas, la familia. Obviamente, combinar la maternidad y la profesión, como les pasa a tantas mujeres, no es fácil, es un gran reto que tenemos hoy. Yo he sido muy mamá gallina. Ahora están un poquito más grandes, y a medida que han ido creciendo he podido empezar a moverme. Afortunadamente, los proyectos que hecho acá, al igual que el que hice en Perú, han coincidido con las vacaciones largas de ellas, entonces van conmigo. Ahorita están acá.

CARAS: ¿Y les gusta Colombia? ¿Qué planes hacen cuando vienen?

A.M.O.: ¡Les encanta! Venimos bastante, siempre pasamos Navidad acá, que es tan especial, y la viven felices. Son muy argentinas, pero les encanta Colombia. Cuando estamos acá tenemos algunos lugares para ir a comer que nos enloquecen, vamos mucho a Villa de Leyva, que es el lugar de descanso de mi familia, y, bueno, nos dedicamos a compartir con mis hermanas, con mis papás. Es puro plan familiar.

Fotos Jose Veira  Asistente de fotografía Daniela Palomá  Producción y styling Daniela Corzo  Asistente de producción y styling Daniela Sandoval Maquillaje y peinado George Romero  Locación Casa Hermana @casahermanarestaurante

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

error:
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien